sáb. Jun 25th, 2022

Por Marcos H. Valerio

Conectar palabra y corazón, esencia para ganar La Flor Más Bella del Ejido

“La joven que gana el certamen de La Flor Más Bella del Ejido es la que logra conectar las palabras con el corazón y no aquella que trae el atuendo más costoso”, comenta Jenifer Correa Contreras, primer lugar del certamen en 2013.

Recuerda que cuando participó, una profesora le prestó el chincuete que era de su hija. “El ceñidor lo compré en el mercado 44, fue de los sencillos. La corona de flores, ya en el último día se estaban marchitando, pues usé siempre la misma todos los días”, recuerda la entrevistada quien también representó a la flor gerbera.

Originaria del pueblo de Nativitas, a nueve años de su participación, afirma que ser embajadora de cultura te marca e incita a ir más allá. “Más tarde, participé en el certamen Miss Earth Ciudad de México 2017, donde logré la corona. También me han invitado a los carnavales de la Ciudad de México celebrados en los años 2017, 2018 y 2019”.

Jenifer Correa explica que La Flor Más Bella del Ejido se transforma conforme evoluciona la mujer. “Sin distorsionar nuestra cultura, las portadoras le incluimos nuestra personalidad al traje de altiplano central y a cada pieza ancestral que la compone”, dice.

Durante la charla, enfatiza que el día que se coronó quedó afónica, pues en cada etapa de selección que pasaba, ella invertía un gran esfuerzo; así logró conectar las palabras con sus sentimientos y desde su corazón emanó un emotivo discurso, explica.

“Desde niña estoy en el pentatlón, donde se fomenta una disciplina militar, por lo que ligué el amor de mi patria a los legados milenarios, a la necesidad de promocionar nuestra cultura”, comenta.

Actualmente, La Flor Más Bella del Ejido de 2013 es abogada titulada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comandante en el pentatlón de Xochimilco y practicante de Taekwondo.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.