jue. Dic 8th, 2022

Abrazar a un perro ayuda a bajar el dolor físico. 

Investigadores de la Universidad de Saskatchewan llevaron algunos lomitos a la sala de urgencias del hospital Royal University, donde se les pidió a más de 200 pacientes indicar su nivel de dolor en la escala del 1 al 10.

Quienes respondían con un nivel de dolor 10, el máximo señalado en el estudio, y que estaban a la espera de ser ingresados fueron acompañados de un perrito mientras esperaban la atención médica.

De acuerdo con los integrantes del estudio aquellos pacientes que tuvieron un acercamiento con algún lomito tuvieron “un efecto significativo en su escala de dolor”.

“Los participantes del equipo de perros de terapia calificaron el dolor significativamente más bajo mientras eran acompañados por el peludo. Estos efectos sugieren que la intervención con perros de terapia tiene un efecto positivo en la reducción del dolor de los pacientes de ambos sexos”, apuntan los investigadores de la Universidad de Saskatchewan.

Dolor y su efecto ante los perritos

Los resultados de la investigación canadiense revelan la existencia significativa en las sensaciones de dolor, antes y después de la visita del perro de terapia, pues al estar presente el lomito los pacientes mejoraron su estadio en el hospital.

“El estudio indica que la participación de perros de terapia inmediatamente después de una cirugía mejoraba las puntuaciones de recepción de dolor de los pacientes”, ello debido a que los lomitos ayudaban a distraerse del dolor.

“Los hallazgos de este novedoso estudio aportan un importante conocimiento hacia el valor potencial de los perros de terapia de urgencias para afectar a la experiencia del dolor de los pacientes”, apuntan los investigadores de la Universidad de Saskatchewan.

Además que los perros de terapia también podrían ayudar con medidas relacionadas a la ansiedad, depresión y bienestar.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.