lun. Nov 28th, 2022

Óscar Tamez Rodríguez 

Pareciera que el discurso actual de la 4T es aún reacción por los resultados en la revocación de mandato y el impacto en las mediciones por la votación de la oposición en la reforma energética.

En las mañaneras, la acusación de traición se mantuvo durante la semana que termina y se incrementó, a tal que el líder de la 4T muestra el código penal para confirmar que la denuncia contra los legisladores de oposición es jurídicamente correcta.

Los legisladores que contuvieron el embate anticompetencia no lo hicieron en defensa de las empresas extranjeras; fue simplemente porque pretendía ser una imposición antidemocrática, porque atenta contra las energías limpias, diluye la librecompetencia y porque si existen empresas extranjeras o nacionales en el mercado, tienen derechos adquiridos legalmente.

Acusar que se votó en traición es manipular la verdad, se votó contra el absolutismo, la intolerancia y la cerrazón de los legisladores de la 4T quienes se negaron a consensuar, obedeciendo en sumisión abyecta al líder político.

El discurso oficial responde en gran medida a la realidad electoral de la 4T en el país, la revocación fue el primer pulso y se constató que el poder hegemónico no las trae todas consigo.

Sus operadores se dejaron caer, como se dice coloquialmente, operaron electoralmente a fondo y ni así les dio para ganar, no sólo la revocación, para ganar ante la eventualidad de la elección constitucional.

Veamos algunas entidades donde fue evidente la operación política en favor de la 4T durante la revocación de mandato. En ellas, no se jugó el sí o no, se jugaba la elección constitucional del 2022.

En Aguascalientes la votación de la revocación en favor del mandatario alcanzó sólo 84,731 votos de un padrón total de 1,035,624 electores. Es decir, el 8.18% de los votos totales posibles.

Hagamos un ejercicio proyectado. Si estimamos que votan en promedio el 55% de los hidrocálidos en le elección a gobernador, una media cercana a la realidad; se espera que en junio próximo voten 569,593 ciudadanos, es decir que la 4T alcanza 14.87% de los votos, con lo cual, es difícil su triunfo aún en una contienda de tercios.

Otro caso: Durango, ahí la intención a favor del mandatario obtuvo 133,250 sufragios de un padrón total de 1,338,813 electores. Si hacemos el mismo ejercicio para la elección próxima, se estima habrá 736,347 votos totales en la elección a gobernador, por ello, el candidato de la 4T obtiene 18.09% de los votos totales, igual está en riesgo el potencial triunfo.

Antes de seguir con el análisis en otros estados, respondo la interrogante donde algunos consideran la participación en la revocación como el piso electoral de Morena y obtendrá más votos en la elección constitucional. 

Si eso es cierto, entonces los candidatos de Morena en las entidades con contienda le fallaron al mandatario, le traicionaron al no aplicarse al cien en la operación electoral para la revocación.

Otro ejemplo, Oaxaca, ahí la revocación a favor de Morena sumó 673,278 votos en un padrón total de 3,006,638. Consideramos que en la elección a gobernador habrá 1,653,651 sufragios. De ellos, el 40% en favor al candidato de la 4T, un triunfo contundente el que se espera en junio próximo.

En Quintana Roo se estima que Morena obtenga el 37.04% de votos, lo que casi es un triunfo seguro en una elección de tercios; en Tamaulipas el 30.51% de sufragios, ahí la elección puede estar aún en el aire.

Las expresiones mañaneras son reacciones a sucesos previos, son consecuencia ante un potencial descalabro en las próximas elecciones.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.