jue. Dic 8th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Hace unos días les advertimos aquí, que la renuncia de Alicia Leal Puerta a la secretaría de la Mujer, era una manifestación de inconformidad muy similar al de un portazo.

Le dijimos que no sería fácil llenar esos zapatos de alto tacón. El tiempo transcurrido nos ha dado la razón. El cargo sigue acéfalo y el área es atendida por una encargada.

Alicia Leal habló de sus motivos y en ellos hay, entre otros, un mensaje muy claro que se podría interpretar como: “A ti te lo digo Samuel García, entiéndelo tu Mariana”.

Ella renunció porque, según consideró que, “el sistema de justicia necesita avanzar más rápido y no está hecho para responder a la urgencia de seguridad para las víctimas” (sic)

Desde el 25 de noviembre, dice, “me pareció que había algo atípico y lo reporte. Tratamos de hacer los análisis, pero no hubo coincidencias. Qué les incomodó tanto”, (sic)

Sin buscarle tanto y en forma directa, la extitular de la secretaria de la Mujer renunció al cargo porque, hacia el interior del gabinete, hubo un descuerdo a sus acciones tomadas. 

Ese portazo de Alicia Leal trajo eco con el caso de la joven Debanhi, al señalar que “la trata lleva muchos años en el Estado, donde abundan las denuncias”.

En la zona del motel Nueva Castilla, “hay reportes previos de quintas donde se llevan a cabo ese tipo de agresiones contra las mujeres, pero no se investiga”.

En los últimos meses, Escobedo se ha visto envuelto en múltiples hechos violentos, incluso cerca de un campo deportivos se localizaron varias fosas con restos humanos.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.