dom. May 15th, 2022

Para que una empresa familiar pueda trascender necesita una estructura sólida y contar con directrices claras en caso de la ausencia del fundador del negocio. Sin embargo, la mayoría de estas compañías no están preparadas para una sucesión ordenada, carecen de claridad en las funciones de cada cargo y toman decisiones influidas por aspectos personales. 

Debido a éstas y otras razones, según cifras de la Family Business Network, alrededor del 95% de las empresas familiares no sobreviven a la tercera generación y la mayoría de estos negocios quiebran poco tiempo después de la etapa del fundador. 

El Dr. Guillermo Cruz, presidente y fundador de Asesores de Consejo y Alta Dirección (ACAD), empresa que ofrece servicios de consultoría a negocios familiares, considera que las empresas familiares deben incorporar mejores prácticas y generar una estructura robusta y sólida para que el negocio no dependa de una sola persona y se mejore la toma de decisiones.

“Solamente tres de cada diez empresas familiares sobreviven al cambio de la primera generación y sólo una sobrevive al tercero. En cambio, las empresas que aplican mejores prácticas de gobierno corporativo llegan a tener un crecimiento 30% superior a las que no las incorporan. Ahí radica la diferencia entre crecer y desaparecer”, agrega el especialista. 

Las empresas familiares fracasan por varios motivos. 

Estos son algunos de los retos que dificultan la permanencia de este tipo de negocios:

  • Falta de estructura
  • Dependencia del fundador
  • Falta de planeación para una sucesión ordenada
  • Conflictos internos 
  • Mala administración del negocio
  • Falta de acceso a financiamiento
  • Nepotismo
  • Políticas poco claras de compensaciones

Para que las empresas familiares tengan mayor seguridad jurídica y económica, es necesario que incorporen elementos de gobierno corporativo, es decir, establecer reglas, procedimientos, reglas y principios que se rijan  la estructura del negocio. 

“El gobierno corporativo permite que los procesos de los negocios familiares se alineen con sus intereses y políticas.  Estos procedimientos ayudan a definir las relaciones entre el consejo de administración, inversionistas, junta directiva, entre otros actores, para tomar las decisiones que generen más valor para el negocio”, señala el Dr. Guillermo Cruz.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.