vie. Dic 2nd, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Samuel García no es miope, incompetente o cómplice de la delincuencia. En el caso de Debanhi, tiene todo el poder y apoyo para exigir su esclarecimiento.

La formalidad y el respeto a la autonomía de la fiscalía general, no le impide ejercer el poder y legitimidad que le confirió el ciudadano con su voto.

La autonomía de los municipios del Estado no es patente para que los alcaldes se trepen en su “macho convenenciero” y no se alineen a la rectoría estatal. 

El responsable de lo que ocurre en NL, bien o mal, es Samuel García. Por ello tiene que apretar donde se tenga que apretar. Si no, ¿para qué está?

Los ciudadanos se avergonzaron por un video en redes con Gerardo Fernández Noroña quien se mofa y no lo baja de un “imbécil, inútil e incompetente”.

Samuel García debe exigir al fiscal general sentar en el banquillo de las investigaciones al alcalde de Escobedo, Andrés Mijes y a su secretario de Seguridad, general Hermelindo Lara.

El general tiene 12 años al frente de la policía y de presumir en costosas revistas, que el sistema “Proxpol” ha sido lo máximo, lo cual es un mito.

El alcalde Mijes fue secretario del ayuntamiento y ha laborado años y ahora, en descargo a su conciencia lanza el programa “Protocolo 48”. ¡De risa!

Samuel tiene documentada la podredumbre que se vive en el sector donde está ubicado el Motel Nueva Castilla, información publicada el lunes en El Norte.

El caso de Debanhi sacó a flote el mito de Proxpol y en lo que va del año, Escobedo se ha exhibido con la peor seguridad. A propósito, ¿no habrá más fosas con restos de mujeres, víctimas de la trata?

chavalolanderos@yahoo.com.mx 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.