jue. May 26th, 2022

Por Arturo R. Mora

Juan José Arellano Hernández dueño de más de 100 empresas, de las cuáles 50 se crearon en el periodo del presidente Felipe Calderón Hinojosa, tuvo importantes vínculos tanto con el ex presidente, así como con el ex secretario de seguridad, Genaro García Luna.
Arellano Hernandez representa al grupo ARHE que es un conglomerado mazatleco de constructoras, arrendadoras de autos, financieras, equipos de béisbol, hoteles, y demás, que inició como un despacho de fiscalistas hace 18 años. Entre los años 2018 y 2022 se estima que este grupo empresarial ha invertido en el país 6 mil millones de pesos, a pesar de que la UIF tienen la presunción que las empresas de Arellano Hernández representan un consorcio que ofrece servicios de lavado de dinero. Además a través de los servicios fiscales que ofrecen, operan para resolver cualquier asunto tanto en el IMSS como en SAT, provocando desfalcos en las instituciones públicas.
El vínculo con el ex presidente Felipe Calderón, se evidenció con la asistencia de Margarita Zavala a la inauguración de la Torre eMe en Mazatlán en diciembre del 2016. En cuanto a la relación con García Luna, en diciembre de 2019, la UIF evidenció los nexos con el ex secretario de seguridad pública, ahora preso en estados unidos, presentando un mapa de operaciones y una estrategia para triangurlar recursos a través de la empresa operadora Grupo Gas Mart fundada por Arellano en el 2013.
Además, se identifica como una figura central en la trama de protección y el tráfico de influencias de Arellano Hernández, es el ministro de la suprema corte de justicia de la nación, Alberto Pérez Dayan, quien fue designado por el senado a propuesta del ex presidente Calderón y quien quie hizó pública una reunión con el empresario para abordar temas de beisbol, el 14 de julio de 2019. Incluso se especula que gracias a esta relación, Juan José Arellano cuenta con el apoyo de jueces y magistrados en todo el país, siendo favorecido en litigios incluso en contra del actual gobierno federal.
A pesar de los señalamientos que han sido públicos en torno a las empresas factureras, hoy en día, Juan José Arellano Hernández, quien también es dueño del equipo de beisbol Leones en Merida, Yucatán, construye un estadio para su equipo con una inversión de 2 mil millones de pesos, así como el edificio más alto y futurista de Mazatlán, Stelarhe, con una inversión de 80 millones de dólares.
Será el ministro vinculado a Felipe Calderón quien protege y vincula a Arellano Hernández con personajes de la 4T para que continúe con el aparente tráfico de influencias y los posibles actos de corrupción, o bien, posibles actos de soborno compran conciencias al interior de gobierno federal a cambio de impunidad. Sin duda, el peor enemigo, es el que esta en casa o cerca del patrón.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.