jue. Dic 8th, 2022

Por Rogelio Romero

Estados Unidos. La DEA informó que desmanteló una red de narcotráfico, formada por autoridades corruptas de las Islas Vírgenes Británicas, así como por un cártel de la droga colombiano

En la Corte federal de Miami fueron presentados los acusados Andrew Alturo Fahle, Oleanvine Pickering Maynard y su hijo Kadeem Maynard que recibieron cargos por tráfico de drogas y lavado de dinero.

De acuerdo a la indagatoria Fahle utilizó su cargo como Premier de las Islas Vírgenes Británicas, para dejar que una organización criminal colombiana utilizara el puerto en su jurisdicción y permitir el acceso de naves que traían toneladas de cocaína desde Colombia, y cuyo destino era la costa de Florida en Estados Unidos.

Mientras que O. Maynard quien era autoridad portuaria y su hijo K. Maynard, se encargaban de conseguir los permisos que permitían a las naves colombianas, llegar a Islas  Vírgenes sin ningún problema de inspección de lo que llevaban a bordo.

La DEA documentó una reunión de las autoridades corruptas con los narcotraficantes colombianos, y donde se acordó enviar cada tres o cuatro meses 3 toneladas de cocaína a las Islas Vírgenes Británicas.

Por esto los ahora arrestados recibían millones de dólares, dinero que era “inyectado” a negocios locales  así como enviado a cuentas bancarias en paraísos fiscales.

Durante  los meses de marzo y abril de este año, los agentes federales siguieron movimientos que realizaron los funcionarios caribeños, que viajaron a Miami con el fin de recoger dinero  ilícito que sería entregado por los traficantes, pero fueron arrestados en un operativo encubierto. Su otro cómplice Kadeem fue detenido en la isla caribeña.

El magistrado federal Jonathan Goodman leyó los cargos que se fincaron a los 3 detenidos, y que de ser encontrados culpables, podrían enfrentar una pena de más de 30 años en prisión.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.