dom. Jun 26th, 2022


Existen diversas razones por las que una institución financiera puede negar un crédito a una persona. Aspectos como trabajar en la informalidad, la dificultad para comprobar ingresos, el pago impuntual de otro crédito, el nivel de ingresos, la falta de historial crediticio o mala calificación en el Buró de Crédito son algunos factores que juegan en contra de los solicitantes.
No obstante, existe otro elemento que es determinante: la diferencia de información que tienen los emisores de crédito sobre las personas que lo piden y de las personas que piden los créditos sobre las exigencias y particularidades que requieren los modelos de aprobación de las entidades otorgantes de los créditos Asimetría de información).
La diversidad de instituciones financieras que hay hoy en día ofrece productos financieros para prácticamente todas las personas; sin embargo, las solicitudes de créditos suelen ser rechazadas porque los usuarios aplican para opciones en las que no cumplen los requisitos.
“Se estima que nueve de cada diez solicitudes de crédito en México son rechazadas.
Aunque es cierto que algunos factores pueden entorpecer este proceso, el principal
obstáculo a la hora de obtener un crédito es que los usuarios solicitan el incorrecto por lo
difícil que es para ellos saber a dónde si los van a aprobar”, asegura Daniel Rojas, CEO de
Rocket.
Adicionalmente, el 43% de las personas que solicitan un crédito y que son rechazados,
podrían haber sido aprobados si hubieran solicitado el producto financiero correcto, con
base en las recomendaciones de la plataforma de asesoría financiera.
De acuerdo con Rocket, estas son las razones principales detrás del ‘no’ a una solicitud de
crédito:
1) Elegir el producto equivocado. Uno de los errores más comunes de los solicitantes es buscar un crédito para el que todavía no califican.
“Lo ideal es que los usuarios analicen los distintos productos que se encuentran disponibles para que, con base en su información crediticia, sepan para qué tipo de créditos califican y que tengan una alta probabilidad de que se los aprueben. Herramientas como Rocket multiplican hasta por 8 las posibilidades de solicitar un crédito y obtenerlo”, afirma Moises Márquez, Líder de Datos y Modelos de Rocket.
Datos de Rocket revelan que del total de quienes solicitan un crédito, el 44% aplican al
producto equivocado y son rechazados.
2) Seleccionar un producto para el que aún no califican. Muchos usuarios buscan
un crédito sin comisiones, con la tasa de interés más baja y con grandes beneficios.
No obstante, si no se cuenta con experiencia, un buen manejo financiero y se han incurrido
en fallas al pagar otros financiamientos, se dificulta el acceso a mejores oportunidades.
Aunque esto no necesariamente debe significar un rotundo rechazo.
3) Solicitar crédito en un momento equivocado. Si un usuario tiene al máximo la capacidad de sus tarjetas de crédito o le acaban de aprobar otro tipo de financiamiento, es probable que un banco tradicional rechace su solicitud. El 28% de los usuarios piden un crédito en el momento equivocado, estima la plataforma.
4) Retrasos en los pagos: No pagar en tiempo y forma un crédito puede disminuir las
posibilidades de aprobación de otro.
 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.