lun. Jun 27th, 2022

*Presenta ambicioso plan que incluye traer agua del Pánuco
Monterrey.- El gobierno de Nuevo León se comprometió a garantizar el abasto de agua hasta el 2050 a través de un plan maestro que contempla tres fases a corto, mediano y largo plazo, con una inversión de poco más de 25 mil millones de pesos, donde se incluye además, traer agua del Pánuco a la entidad.
Asimismo, se plantea que para el próximo mes de agosto ya no habrá cortes en el suministro de agua, pues, se volverá a la distribución normal, sin que llueva tanto, prometió Samuel García, gobernador del estado.
La primera fase está ya en marcha y se han implementado 15 acciones como son el rehabilitar 100 pozos, reparar fugas recuperando, implementación de nueva tarifa para incentivar ahorro, instalación de reductores en las escuelas y edificios de Gobierno, plan de recortes, donaciones del sector agrícola y convenio con la la iniciativa privada para cesión de pozos.


La segunda fase arrancó este domingo con proyectos de mediano plazo para garantizar un abasto de 25 metros cúbicos por segundo para el 2025 con una inversión millonaria, cuando actualmente la demanda es de 16 m3 por segundo, en ambas etapas se invertirán 25 mil millones de pesos.
La conexión de 132 pozos someros a la red de agua potable que dotarán de 1.6 metros cúbicos por segundo con una inversión de 270 millones de pesos, conexión de 20 pozos profundos que darán 2 metros cúbicos por segundo y un costo de 400 millones de pesos, son los proyectos contemplados en esta segunda etapa.

En diciembre del 2023 se concluye la Presa Libertad que dotará de 1.6 metros cúbicos por segundo con una inversión final de 7 mil millones de pesos, y habrá una modulación de presiones con el arreglo de fugas que dotarán de .5 metros cúbicos por segundo y requiere inversión de 850 millones de pesos.

Destaca la inversión en plantas tratadoras de aguas para reforzar el reciclaje con el que se obtendrían 2m3 por segundo y que requieren recursos de 2 mil millones de pesos y la recuperación de caudales agrícolas con 150 millones de pesos para captar 1.5 m3 por segundo.

También se anunció el cambio de 1.5 millones de medidores, cobro de cartera vencida y conexión de quienes tienen tomas irregulares.

La tercera fase a largo plazo, no le tocará a Samuel García arrancar los proyectos pero los dejará encaminados y son la construcción de un segundo acueducto en El Cuchillo, traer agua de la Presa tamaulipeca Vicente Guerrero que tiene superávit, traer agua del Pánuco donde hay concesión para extraer 15m3/segundo y la edificación de una planta desaladora.
El gobernador finalmente volvió a sus reiteradas acusaciones contra su antecesor Jaime Rodríguez Calderón de quien dijo, su administración desvió hasta 18 mil millones de pesos, incluidos seis mil millones de utilidad en su sexenio de la empresa Agua y Drenaje de Monterrey, mientras no hubo inversión en el área.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.