lun. Jun 27th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

¡Háganse a un lao, “móndrigos”!

La visita presidencial nos remontó a la inolvidable frase “Firmas ya no Don Cruz”, del mítico personaje norteño, Cruz Treviño Martínez de la Garza.

Nomás porqué López Obrador repele todo lo que huela al norte del País, qué si no, le vendría muy bien ataviarse con un sombrero tejano y una buena cuera.

Lo de “Firmas ya no Don Cruz”, es porque el presidente nos visitó por cuarta o quinta vez y sólo viene a prometer y, ahora, firmar acuerdos, mismos que sólo han quedado en eso. ¡Puras firmas!

“Ni tan altas las trancas, ni tan grande el brinco…un móndrigo brinquito…eso es la muerte”, decía Cruz Treviño Martínez de la Garza, en su lecho de muerte.

Lo mismo ha ocurrido con otras visitas. Se brinca las trancas de impedimentos legales de lo que no debe hacer para apoyar a candidatos de Morena.

Las ocasiones que ha venido han sido en fechas cercanas a alguna elección. ¿Saben cuántos millones de pesos ha prometido y cuántos han llegado?

En visita anterior ofreció los mismos apoyos económicos para la construcción de la presa Libertad y el tren suburbano, pero ahora tienen firma presidencial.

Lo penoso de las firmas fue la exhibida que le dio a la Fiscalía del Estado ante su incapacidad para resolver el caso de la joven Debanhi Escobar.

Ahora resulta que, para disipar dudas sobre la autopsia esta será revisada por el TSJ de la CDMX y no la FGR”. ¿Cómo llamar a esa incapacidad local?

En fin, ojalá no se ofendan los cinéfilos por recordar a “Don Cruz Treviño Martínez de la Garza” a través de Don Andrés Manuel López Obrador.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.