dom. Jun 26th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Con todo respeto y hasta con cierta pena el escribirlo, pero la realidad es que Samuel García tiene una visión política muy chiquita y no se le ve por dónde.

Él no está aprovechando la oportunidad que la vida le dio. Su ego, por haber llegado al cargo a sus 33 años lo puede llevar por rumbos equivocados.

La comparación es odiosa, pero uno de sus antecesores, Rodrigo Medina, llegó a los 37 años de la mano del mismo maestro. José N. González Parás.

Medina de la Cruz no fue tan mediático para ocultar su limitación a base de denuncias en contra su antecesor, a quien con mucha lealtad encubrió.

Cometió errores, uno de ellos, el cual que se ha convertido en el “coco” de los últimos cinco ex gobernadores, en lo que se refiere a la seguridad pública.

Con intención de dar un enfoque ciudadano, designó como titular de la SSP, al ingeniero Carlos Jáuregui, sin perfil, capacidad y experiencia para el cargo.

Samuel optó por la continuidad, no por experiencia, sino por interés familiar. Uno de sus hombres de confianza, Miguel Flores, es yerno de Aldo Fasci.

Rodrigo fue original. En cambio, Samuel, está convertido en una copia fiel de lo que hace y dice Andrés Manuel, tanto en lenguaje como en acusaciones.

Y que no diga que no. Ayer se aventó una “mañanera” muy al estilo AMLO para anunciar lo que es su Plan de Movilidad para los próximos 30 años.

A López Obrador le llevó cuatro años inaugurar una obra. Ha descalificado a ex presidentes, instituciones, a la vieja política, pero nadie está en la cárcel.

Samuel censura a “la vieja política”, pero tiene a su lado a Nati, Fernando Elizondo, Carlos Ibarra, Aldo y hasta hijos e hijas de priistas y panistas.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.