sáb. Jun 25th, 2022

Luz Maria Ortiz Quintos

Debido a los recientes hechos que tuvieron lugar el pasado viernes 20 de mayo, en el marco de una fiesta por el Día del Estudiante, llevada a cabo en la quinta Villa Brisas, propiedad del Instituto Las Brisas.
Evento en el cual las alumnas de primaria y secundaria encontraron las cámaras en los baños, escondidas en botes de basura colocados arriba de los depósitos de agua de los excusados.
Solicitamos en la oficialía de partes del Congreso del Estado de Nuevo León, que la ley se modifique para establecer penas que aseguren la privación de la libertad de los infractores que graben, difundan, distribuyan y comercialicen pornografía infantil, sin derecho a salir bajo fianza.
Actualmente la ley establece que: la comercialización y distribución de pornografía infantil es sancionada en México con penas de siete a doce años de cárcel y de ochocientos a dos mil días de multa, de acuerdo con el Código Penal Federal. Además, el almacenamiento, compra o renta de esta clase de material, se castiga con penas de uno a cinco años de cárcel y de cien a quinientos días de multa y será sometido a tratamiento psiquiátrico.
 
Así mismo exigimos que sean revisados todos los baños de las escuelas públicas y privadas para descartar el uso de estas prácticas e incluso una red de pornografía infantil.
 
Solicitamos la coordinación de las instancias de gobierno de la Secretaria de Educación a través del área de Seguridad Escolar y la Secretaria de Seguridad Pública a través de la policía cibernética para realizar esta supervisión de las instalaciones y con ello asegurar la integridad y respeto a los derechos humanos de los niños niñas y adolescentes del Estado de Nuevo León.
 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.