vie. Ago 19th, 2022

David Casas S.
Durango-  Marina Vitela emergió imponente a espaldas de los invitados, de frente a 17 mil asistentes que le vitorearon y refrendaron el compromiso de llevarla a la gubernatura de Durango el próximo 5 de junio, recibió la ovación.

Y es que la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia por Durango subió a una especie de plataforma donde se ubicaba un instrumento musical y sobresalió sobre todos, en la cúspide. La algarabía, las porras, los aplausos, los “gobernadora “, “gobernadora”, “gobernadora “, fueron incesantes, y la candidata Vitela se regocijaba, agradecía, se entregó a la multitud, recibió las muestras de apoyo y volvió a tocarse el corazón en agradecimiento. 

En la Velaria, en las instalaciones de la Feria Nacional Durango (FENADU), en su cierre de campaña en esta capital, la candidata saludaba con el brazo en alto, luego lo llevaba a su corazón en reciprocidad. De pronto, fijó su vista entre la multitud, reconoció en la sexta fila a Mary Huerta, de Monterrey; Tey Reyes Garza, de Guanajuato y Mayra Karina Robles, de Baja California, sus compañeras en la Legislatura Federal LXII, que acudieron a darle su apoyo. Con ellas estaba la duranguense Lulú Quiñones, su colaboradora en la campaña y también diputada federal de esa Legislatura.

Los contingentes de Morena, Partido del Trabajo, RSP, Verde y otras organizaciones llegaron desde temprano, ocuparon los lugares y mantuvieron la energía; enormes pelotas inflables con los logos de los partidos aliados iban de mano en mano entre la multitud, un mariachi sonó con sus notas, luego una banda mazatleca retumbo con su música.

Los animadores desde el micrófono alentaban a la gente, no era necesario, estaban encendidas. El presídium recibió a Gonzalo Yañez, el aspirante a la alcaldía duranguese, a senadores y diputados federales de los partidos en alianza, a Ignacio Mier, coordinador de los legisladores federales de Morena, a Alberto Anaya, del PT y hasta el papá del ganador del Gran Premio de Mónaco, Checo Pérez.

Marina Vitela llegó a tiempo y recordó que su origen le da fortaleza para luchar y ser la primera gobernadora en la historia de Durango. “Gobernaré con sensibilidad y de la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ha llegado la hora de que a Durango llegue la transformación”,

Fue tajante: “Está en las manos de la sociedad duranguense cambiar o seguir otros seis años con un sistema de miseria, indolencia y abandono, Hoy la población tiene la oportunidad de que la cuarta transformación llegue a Durango de la mano de una mujer que gobernará con gran sensibilidad”.

En su proyecto resalta la mujer y la familia, defender a las nuevas generaciones, a los niños, a los jóvenes, y la defensa de la seguridad, la educación y la salud.

Está dispuesta a escribir una nueva historia para Durango y recordó que se recabaron propuestas de los 180 mil hogares que abrieron sus puertas en cada recorrido.

Atención al campo, apoyos a nuevas empresas, infraestructura carretera, hospitalaria, apoyo a la discapacidad, todo acompañado de un gran proyecto social humanitario, recalcó.

 “Todos defendamos este gran movimiento, porque al defenderlo defendemos a la Familia, con un movimiento que va a transformar Durango, mi origen me obliga a no fallarles”.

Se fue agradecida, alentada, partió a cumplir con compromisos pactados con anterioridad y posteriormente a encabezar a una cena de agradecimiento.

Marina Vitela más relajada, volvió a recibir el aplauso de los comensales, recorrió mesa por mesa, fotos y más fotos con ella, aceptaba, sonreía, platicaba. “Es su estilo, nunca en campaña ha negado una fotografía, una plática con la gente, el saludo personal así le lleve dos horas”, comentó Lulú Quiñones.

Volvió a ver a sus ex compañeras diputadas, les agradeció la presencia, charló con ellas, “comadre” le llamó a Mary Huerta.

Se despidió tras una larga jornada, era la primera hora del lunes 30 de mayo. A las puertas de su vehículo más fotos, aceptaba, sonreía. “No hay duda, será la primera gobernadora de Durango, una mujer sensible y humanista”, fue el común denominador. 

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.