jue. Sep 29th, 2022

*Piedras gigantes, tranquilidad y aire puros

Daniel Montalvo Herrera

Otra vez me he llevado gratas sorpresas al no planear un itinerario antes de viajar, de repente y de la nada una amiga dice vamos a Mexiquillo, y yo sin pensarlo, sin siquiera saber donde estaba dije que sí.

Resulta que Mexiquillo es un parque natural ubicando en Pueblo Nuevo, Durango y actualmente es la Reserva Natural más grande de México, sin duda debe serlo porque en el lugar te encuentras con un montón de sorpresas, todas agradables si eres de los que gustan de paisajes increíbles.

Primera parada, Laguna Mexiquillo

Curiosamente se formó no de forma natural, sino que cuando se construyó la carretera libre Durango – Mazatlán, de ahí se sacó la piedra para moler y echar asfalto, formando un gran hueco que en época de lluvias se llena y se conserva el agua cristalina; por supuesto las piedras y arboles gigantes le dan un plus increíble.

Segunda parada, Cascada Mexiquillo

Aquí no tuvimos tanta suerte, nos toco verla sin agua, aunque es justo decir que el lugar parecía hecho a la medida, cada piedra en su lugar, cada árbol dando una perfecta sombra, más parecía un cuadro al óleo que una cascada.

Tercera parada, Los túneles

Total sorpresa nos llevamos cuando estando la Cascada nos ofrecieron un tour a los llamados “túneles abandonados”, 9 túneles de una amplitud de 5 metros y una altura de 6 metros (para el paso del ferrocarril no construido), construidos a modo de bóveda de cañón.

Resulta que fue durante el porfiriato cuando se inicio la obra que prometía ser de las más importantes, no sólo del país, sino de América Latina, el ferrocarril Durango-Mazatlán, aunque a estas alturas sospechamos que ya no se terminará.

Para llegar se requiere un vehículo todo terreno y de preferencia un experimentado conductor que conozca bien los caminos, mientras llegamos los paisajes maravillosos y sobre todo diferentes se abrían paso ante nuestros ojos.

Cuarta parada. Jardín de piedras

Para aquellos que pueden cuestionar que podría tener de maravilloso un jardín de piedras, la respuesta es muy sencilla, en el jardín encontrarás una formación rocosa de lava petrificada, cuyas piedras llegan a superar los 8 metros de altura.

Apenas llegamos pregunte cual era la más alta para subir y tomarme la foto, pero para subir requieres de mucha elasticidad y fuerza, pues debes brincar de la segunda piedra más grande y lograr trepar, y como no poseo ninguna de esas dos cualidades, les dejo una foto de la segunda.

Si te sitúas justo en medio del jardín parece que estas dando un paseo por otro planeta o por lo menos en un estudio de cine; es perfecto para disfrutar una puesta de sol, de hecho el lugar es utilizado como escenario para sesiones fotográficas.

Continuará…….

¡FALTA MUCHO, PERO MUCHO MÁS!!!!!

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook:  https://www.facebook.com/mexxicosinfin

WhatsApp: 8111706390

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.