lun. Jun 27th, 2022

Juan Luis Ramos (El Sol de México)

El subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath, aseguró que sin el subsidio a gasolinas implementado por el gobierno federal, la inflación general en México estaría por arriba de nueve por ciento.
De acuerdo con el funcionario, los estímulos a las gasolinas y el diésel están ayudando a contener la inflación debido a su impacto directo en los precios de estos combustibles pero también a su efecto en otros productos.
Heath consideró que estos apoyos del gobierno para contener los gasolinazos son pieza clave en el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC), que presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador junto con miembros de la iniciativa privada en los primeros días de mayo.
El programa prioriza la contención de precios en 24 productos de la canasta básica a través de diversas acciones, como el aumento en la producción de granos en el país y la eliminación de aranceles.
“Yo creo que el subsidio a la gasolina, aunque ya estaba desde antes, definitivamente es la pieza clave en el PACIC y su funcionamiento. Sin este subsidio y el tope al precio de la gasolina, estaría totalmente de acuerdo con la Secretaría de Hacienda en que la inflación en vez de estar arriba de siete por ciento estaría arriba de nueve y posiblemente más”, comentó tras la presentación del Informe Trimestral enero-marzo.
En la primera quincena de mayo, los precios al consumidor disminuyeron 0.6 por ciento respecto al cierre de abril, mientras que a tasa anual la inflación desaceleró de 7.65 a 7.58 por ciento.
Heath destacó que de acuerdo con este último dato del Inegi, la inflación en México se ubicó por debajo de países como Chile, Perú, Colombia y Brasil, dado que esos gobiernos no han tenido oportunidad de hacer una política igual a la mexicana para la contención de precios.
La inflación lleva más de seis meses por arriba de siete por ciento, y de acuerdo con estimaciones del Banxico será en el tercer trimestre del año cuando comience a descender y hasta inicios de 2024 cuando alcance el objetivo de tres por ciento.
Heath subrayó que sin los estímulos a las gasolinas “tendríamos un problema inflacionario más complejo”, por lo que consideró positivo que el gobierno federal pueda seguir financiando los combustibles a través del exceso que tiene en ingresos petroleros por el aumento en el precio del crudo.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.