dom. Jun 26th, 2022

Monterrey- La escase de agua y la reducción del suministro de solamente seis horas, obligó a reducir el horario de clases en el sistema básico educativo de Nuevo León.

La Secretaria de Educación informó que las clases en todos los niveles de educación básica, de preescolar a secundaria, serán recortadas a partir del miércoles 8 de junio,por la suspensión en el suministro de agua.

“Ante los protocolos anunciados por Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, sobre la restricción del suministro de agua de las 4:00 a las 10:00 horas, y buscando el bienestar de la comunidad educativa, la Secretaría de Educación de Nuevo León da a conocer las siguientes medidas”,  explicó la dependencia.

De esta manera,  las instituciones educativas del turno matutino terminarán su jornada a las 11:00 horas, mientras que en el turno vespertino, la salida será a las 16:30 horas en preescolar, y 17:00 en primarias y secundarias.

La reducción de horarios será solamente en escuelas públicas, y se solicita a los alumnos llevar un recipiente con por lo menos un litro de agua para su consumo en el plantel.

“Los directores de todos los turnos tomarán las medidas necesarias para asegurar el llenado de los recipientes con que cuente la escuela durante las horas de abasto, para asegurar las necesidades de cada plantel”, recomienda Educación.

“Los recipientes serán compartidos en todos los turnos, asegurando que cuenten con la reserva correspondiente de agua”, destaca.

Desde el sábado 4 de junio entró en marcha un esquema donde solamente se entrega agua de 4 a 10 de la mañana.

Por otro lado, cientos de usuarios denunciaron en redes sociales que en muchos  sectores el suministro es cortado antes de la hora indicada, mientras que en otros no llega el agua en el horario.

Instalan los primeros reductores de presión a quienes consumen más agua

La empresa estatal Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey colocó los primeros reductores de presión a los usuarios que han tenido altos consumos de agua,  y no hicieron caso al llamado de ahorro.

Esta medida se aplica en barrios residenciales de altos ingresos económicos,  por lo que los primeros reductores para usuarios de alto consumo se aplicaron en San Pedro.

En ese municipio hay consumos superiores a los 70 metros cúbicos  mensuales, que se traducen en unos 70 mil litros.

“Ante el excesivo consumo que se sigue presentando en algunas zonas de la Ciudad, como en estos casos, la paraestatal mantiene la medida en esta emergencia por sequía por la que pasa Nuevo León”, informó en un comunicado.

También agrega que la instalación de los reductores de presión será aplicada aproximadamente a mil 800 usuarios en distintos sectores de la Ciudad.

De acuerdo a Juan Ignacio Barragán,  titular de la empresa, un 30 por ciento de los usuarios de la zona metropolitana gastan más agua, otro 30 por ciento se mantiene igual, y sólo 40 por ciento ahorra.

“Son las zonas de más alto nivel económico donde, vamos a aplicar estos reductores,ves una argolla que hace que en vez de pasar, por decir, un litro, pasa medio litro”.

El consumo general se ha mantenido por debajo de 14 mil litros por segundo, pero hay horarios picos que superan los 16 mil litros en ciertos días.



Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.