dom. Jun 26th, 2022

Arnulfo Vigil

A los graves problemas de Nuevo León como la escasez de agua, feminicidios, violencia del narco, broncas políticas entre el poder ejecutivo y el legislativo, la pobreza extrema, la inflación, los calorones infernales, hay que sumarle los rebrotes de Covid-19. O son rebrotes o el Covid no se ha ido, nunca se fue del todo. El caso es que en el estado está aumentando esa infección.

Según datos de la Secretaría de Salud federal, en Nuevo León como en Jalisco, además de otros siete estados, se han reportado nuevos casos de infección por Covid-19, incluso en personas que recibieron sus vacunas.

De acuerdo con el Informe Técnico Semanal, de la dependencia citada, en esta semana el país identificó 18,539 nuevos casos de Covid-19 y 146 nuevos fallecimientos. La semana anterior, en el mes de mayo, se registraron 12,265 nuevos casos y 89 fallecimientos. Y en la actualidad se cuentan 23, 891 casos activos.

En Nuevo León, la Secretaría Estatal de Salud no ha informado cuántos contagios ha detectado. No ha habido una información oficial al respecto. Quizá porque eso signifique un problema más para el gobernador, Samuel García, que ya no halla la puerta.

Pero a través de los medios de comunicación se ha informado que en varias escuelas y colegios particulares se detectaron casos de la pandemia. Y al igual que la dependencia estatal de salud, la Secretaría de Educación no ha emitido señalamiento alguno al respecto. A nivel federal se ha dicho que a pesar de que la pandemia ha disminuido y mientras las autoridades no determinen su fin, se seguirá con las medidas y protocolos sanitarios.

En Nuevo León se ha modificado el horario escolar. Los alumnos de primaria, por ejemplo,  entrarán a clase a las siete de la mañana y saldrán a las doce. Pero eso se ha hecho por la carencia de agua. Y las autoridades piden que los alumnos lleven un litro de agua embotellada.

La autoridad federal de salud dio a conocer que por la “tendencia observada”, se modificarán los planes de comunicación hacia la población y se regresará a ofrecer informes diarios sobre la pandemia.

Si hay infectados en Nuevo León, estén o no en hospitales, habrá más infectados. Los contagios van a aumentar. Y por lo que se ve, o no se ve, no se han tomado las medidas necesarias para controlar la propagación. El gobernador de Nuevo León hace meses dijo, en un tono triunfal, que ya no era necesario usar el cubrebocas. Y ahí están las consecuencias. Y ahora se queja de que la población lo insulta.   

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.