sáb. Jun 25th, 2022

La Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (CONTU), propondrá a los diputados federales impulsen una adecuación a la Reforma Laboral aprobada en 2019, toda vez que durante su implementación ha presentado diversas incongruencias.

Este jueves, al celebrar el XIV Congreso Nacional “Reforma Laboral y Sindicalismo Universitario”, el secretario general de la CONTU, José Enrique Levet Gorozpe, consideró que dicha reforma debe corregirse, pero aclaró que no quiere decir que estén en contra de la reforma.

“Estamos diciendo que el legislador, con las prisas, me imagino, por sacar una reforma laboral aceleradamente, dejó algunos vacíos que hay que corregir.

Por ejemplo, que una vez que se firman los acuerdos con las universidades para pactar el incremento salarial, se tiene que someter a votación de las bases, cuando ya se acordó previamente a la firma de los convenios.

Sostuvo que en este momento los Centros de Conciliación están generando una alta burocracia para el trámite de todos los asuntos que tienen que ver con ellos. Nosotros queremos llegar a la conclusión de formular una propuesta que permita convertiste en iniciativa de los propios diputados con los cuales hemos iniciado pláticas para hacerle adecuaciones a la Reforma”, expuso.

Aclaró que los sindicatos universitarios, que este jueves suman más de 80 de todo el País, no buscan una reforma, sino adecuaciones para que las incongruencias y lo ilógico del proceso jurídico que se plantea, vaya de acuerdo a las necesidades del sindicalismo nacional y universitario.

En conferencia de prensa, junto con los secretarios generales de los sindicatos de las universidades de Nuevo León, Guadalajara, Sinaloa, Guanajuato y la UNAM; recordó que están ubicados en el Apartado A y les afecta dicha reforma porque está orientada para ese tipo de sindicalizados, por la naturaleza propia de su trabajo.

En otro tema, Levet Gorozpe subrayó que a lo largo de estos dos días del Congreso se analizará la situación que priva en las universidades públicas debido a sus sistemas pensionarios.

“La gran mayoría de las universidades públicas del País tienen una estructura propia en el otorgamiento de esta protección social a los trabajadores y desde luego requiere de un subsidio financiero de parte del gobierno Federal”, aseveró.

Recordó que hace más de cuatro años se dejaron de etiquetar los fondos extraordinarios para las universidades en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), por lo que alrededor de mil millones de pesos se dejaron de aportar y que servían también para los sistemas pensionarios de las casas de estudios públicas.

Por su parte, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa (SUNTUAS), sección académicos, José Carlos Aceves Tamayo, puntualizó que el Centro de Conciliación y Registro Laboral tiene un conflicto con las reglas de operatividad, toda vez que se les responde de diversas maneras a los organismos sindicales.

Dijo que durante estos dos días acordarán una agenda política nacional que les permita concluir el año de manera adecuada debido a que durante los últimos años se ven afectadas las prestaciones laborales.

En su oportunidad, Bertha Rodríguez Sámano, secretaria general del Comité Ejecutivo de la Asociación Autónoma de Personal Académico de la UNAM (AAPAUNAM); subrayó que durante el Congreso se tomarán decisiones de manera democrática para saber el rumbo que deben seguir los sindicatos.

“Los sindicatos universitarios son muy importantes porque en las universidades es donde formamos a los mexicanos útiles para la sociedad, eso es lo que hemos venido haciendo”, destacó y definió que deben luchar porque haya un incremento al salario que rebase suficiente a la inflación a la que se enfrentan todos los trabajadores.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.