dom. Jun 26th, 2022

Porque la escasa agua que llega a los hogares de Nuevo León, mediante el servicio de pipas o de la llave, es de mala calidad o está contaminada, y puede provocar enfermedades intestinales y cutáneas, Diputados locales y federales de Acción Nacional entregaron un escrito a la Secretaría de Salud del Estado, en el que exigen una estrategia para prevenir una crisis sanitaria, además del aumento de casos de Covid19 y la crisis del vital líquido.

El Legislador panista Mauro Guerra Villarreal, Presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Congreso del Estado, y la Diputada federal albiazul Mariana Mancillas Cabrera, entregaron un documento a la Titular de Salud en la entidad, Alma Rosa Marroquín Escamilla, en la que manifiestan su preocupación por la situación que se está presentando en los hogares de Nuevo León, donde miles de familias corren el peligro de padecer daños gastrointestinales y cutáneos, por lo que pidieron evitar una nueva tragedia en la entidad.

“Como consecuencia de la crisis del agua, que se vive en el Estado de Nuevo León, particularmente en el área metropolitana de Monterrey, la escasa agua que llega a los hogares no es de calidad óptima a la que estamos acostumbrados, inclusive debido a la desesperación de los ciudadanos, estos han llegado a consumir agua de las pipas que suministran líquido no apto para consumo humano”, dice el escrito dirigido a la funcionaria estatal.

“Hemos sido testigos como el servicio por parte de Agua y Drenaje, ha generado que muchos ciudadanos tengan que consumir agua en mal estado, que no está completamente purificada, con bacterias o bichos, (que) el día de mañana van a generar un problema de salud o enfermedades intestinales, que van a afectar a niños, adultos mayores, a la población en general”, alertó el Legislador local Mauro Guerra.

Expuso que la situación que se está dando por la mala calidad del agua en los sectores más desfavorecidos de la sociedad, donde el escaso suministro de pipas o de la llave, es la única posibilidad para acceder al servicio del vital líquido, es un asunto de alto riesgo para miles de familias de contraer diversos padecimientos, que pudiera derivar en una crisis sanitaria en Nuevo León.

“Estas enfermedades tanto intestinales como cutáneas, que se pueden contraer por el consumo de agua de mala calidad, podría causar al mismo tiempo una crisis hospitalaria, al coincidir con el aumento de casos de Covid19, de no tomarse las precauciones necesarias por parte de las autoridades de Salud en el estado”, advirtió en el escrito.

Ante este grave riesgo que puede perjudicar a los habitantes de Nuevo León si beben agua sucia, los Diputados panistas Mauro Guerra y Mariana Mancillas solicitaron a la Secretaria de Salud, Alma Rosa Marroquín, dar un informe pormenorizado del equipo humano, dotación de medicamentos, infraestructura y material con el que cuentan en los Centros de Salud y hospitales, para atender enfermedades derivadas del consumo y uso de agua contaminada que está abasteciendo Agua y Drenaje de Monterrey, además del riesgo de captación de agua de lluvia en las escuelas.

“El gobierno debería estar utilizando sus medios, no para decir que está volando en el avión, sino para decir (a la sociedad) tenemos que cuidar el agua, no fluye, tenemos que ponerle cloro, yodo, la tenemos que hervir, la tenemos que preparar para el consumo humano; es muy diferente cuando la usamos para lavar o para regar (jardines)”, puntualizó la Diputada federal Mariana Mancillas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.