vie. Ago 19th, 2022

Por los becarios

En México es costumbre que, al cambio de una administración de gobierno, se llegue con su gente, haya cambios y se coloque en los diversos cargos a los recomendados y a los compromisos de los gobernantes, sin importar la capacidad de los nuevos burócratas.

Tal es el caso en el Centro Estatal de Becas, de Nuevo León, donde ha llegado Leticia Martínez Yañez, procedente de la Ciudad de México, quien su experiencia laboral se centra principalmente en laborar en una empresa inmobiliaria de Alicia Guajardo, a quien el gobernador Samuel García, le ha otorgado la titularidad de la Dirección General de Gestión y Proyectos Estratégicos, de la Secretaría de Educación.

Esta dama ha llevado a su subalterna en la empresa inmobiliaria y ahora en el gobierno de Nuevo León, a Leticia Martínez, quien es la titular del Centro Estatal de Becas, con un sueldo mensual de poco más de 150 mil pesos, según aparece en transparencia del estado.

Como hemos dicho, es normal que lleguen y se vayan funcionarios, desconocidos y conocidos, de chile y de manteca. Ese es el común denominador en la burocracia, sin importar la experiencia y la capacidad.

Lo que no es correcto que una gran cantidad de esos funcionarios nuevos como Martínez Yañez llegue con la soberbia, las ínfulas de una funcionaria preparada, capaz, y que la habilidad, que no inteligencia, la aplique en embestidas contra los trabajadores del Centro Estatal de Becas, a quienes les ha quitado el apoyo de becas para sus hijos, cantidades que oscilan entre los mil 500 y los 5 mil pesos, en el caso más extremo. El pretexto para retirarles ese apoyo fue que los siete mil pesos mensuales que ganan, son muchos.

Se trata de 32 trabajadores que dependen de la Secretaría de Educación, algunos con plaza estatal y otros con federal. Por lo menos 7 trabajadores han sido puestos a disposición de para que busquen otro espacio en alguna otra dependencia, y una más, la despidió sin dar el argumento de su baja, y tampoco darle el oficio correspondiente por escrito.

En este caso, truncó el camino de 30 años de una trabajadora en el gobierno estatal, a quien le falta un lustro para su jubilación. Sin embargo, no se ha amedrentado y con la asesoría de un abogado experto en lo laboral, un viejo lobo de mar, que ha luchado por años contra los gobiernos que despiden injustamente a los trabajadores, y en juicios que ha salido triunfante.

Doña Leticia, fue  cuestionada en redes sociales por los 150 mil pesos brutos que gana desde el pasado 16 de enero, y al estilo de su jefe el gobernador  que gusta de las redes sociales respondió:  “¿150 se te hacen mucho? Tu servidora es egresada del politécnico por lo cual ese sueldo me queda chico por eso les quite su papelería a ver si puedo obtener más ingresos con esa información, que coditos me salieron regios”.

Luego borró las publicaciones, pero esta fue rescatada por algunos empleados.

En fin, Leticia Martínez ha dividido la dependencia, hace acusaciones, pero no comprueba; no le tarda en estallar esa oficina, aunque se vanagloria del apoyo de Alicia Guajardo, su patrona en la inmobiliaria y ahora en la burocracia, que a su vez goza de la simpatía del ex gobernador Rodrigo Medina….Cosas de la burocracia, seguiremos informando.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.