jue. Ago 11th, 2022

Monterrey- – Cada domingo desde hace 37 años, Herminio Gómez ha acudido puntual a su cita en la “Tribuna Libre por Méjico”, para luchar por la democracia, combatir la corrupción y defender el voto cuando hay elecciones.

Al cumplirse un aniversario más, acudieron a la tribuna amigos, activistas, políticos, periodistas y ciudadanos que dieron su respaldo a Gomez Rangel e hicieron uso de la tribuna.

De 87 años de edad, este tampiqueño fundó
el 30 de junio de 1985 la tribuna para pedir democracia y respeto al voto cuando Fernando Canales Clariond fue por primera vez candidato a la gubernatura de Nuevo León, por el PAN, en el que militó el activista Gomez, al que renunció al decepcionarse de ese partido.

Meses antes había hecho un recorrido, financiado por el propio Canales y otros connotados empresarios albiazules a España, Francia, Inglaterra y Holanda, donde siguió al entonces presidente Miguel de la Madrid, al que le pedía un proceso limpio en Nuevo León.


En 1982 realizó una caminata de 85 días, desde Guatemala hasta el  Paso, Texas, para pedir a la gente que votara en el proceso electoral presidencial.

“Los invitaba a ejercer el voto, por quien quisieran, pero que fueran a las urnas”.
Su popularidad lo llevó a contender internamente en el PAN por candidaturas a diputado, alcalde y hasta gobernador, pero siempre fue obstaculizado por lo que “se cansó” –afirma- de la antidemocracia y el autoritarismo de los panistas y abandonó esas filas en 1991.

Hasta la tribuna ubicada en el parque hundido de la Gran Plaza,  han llegado Fernando Canales Clariond,  Manuel J. Clouthier y Pablo Emilio Madero, del PAN; Sócrates Rizzo, del PRI; Fernando Elizondo, ex panista, y Andrés Manuel López, entre otros muchos.

Inclusive, dice, fue el priista Sócrates Rizzo quien le respaldó en su lucha y le construyó la infraestructura que ahora se tiene en el parque hundido.

Recuerda que durante los dos años más fuertes de la  pandemia, algunos domingos se ha realizado la actividad en otro lugar, con poca gente y bajo las medidas sanitarias.

El nombre y el esquema lo copió dice, de Hayde Park, en Londres, con el propósito de tener un espacio para quien tenga un mensaje “siempre y cuando se haga responsable de lo que dice”. Después del parque londinense, en antigüedad sigue esta tribuna regia; hay otros seis en el mundo, ocho en total.

Gómez Rangel se gana la vida como vendedor de seguros y  dice, sin mencionar nombres, que un gobierno panista le invitó a  asegurar la flotilla de vehículos a lo que se negó. “Siempre he sido libre, amo la libertad y no podría criticarlos luego”.

Recuerda que no ha sido nada fácil, pues vivió las amenazas de los gobiernos priistas de entonces, el asedio de los agentes de Gobernación, “aunque hoy las cosas han cambiado, falta camino por recorrer, hay apertura y puedo decir lo que quiero cada domingo y salir en defensa de grupos vulnerables como las llamadas marías”.

Con lucidez, Herminio Gómez  recuerda el ninguneo y el desprecio de las cúpulas de Acción Nacional hacia él, la falta de solidaridad y apoyo de Fernando Canales y otros hombres de poder en el PAN. “Era yo el candidato natural a Monterrey, pero me pusieron peros y llevaron a un señor de nombre Gerardo Garza Sada, entonces me fui del partido”.

Sólo pocos, dos o tres domingos, ha estado solo, sin gente, acompañado por uno o dos reporteros: “Si vieran como se siente llegar con un discurso que he preparado toda la semana para que no haya nadie a quien decirlo, se llenan los ojos de lágrimas porque me doy cuenta entonces, que no he convencido con mi lucha a través de tantos años”.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.