jue. Ago 11th, 2022

Ramón Zurita Sahagún

¿QUÉ BUSCA OSORIO CHONG?

Llama poderosamente la enjundia desatada por el ex secretario de Gobernación en contra del dirigente priista, Alejandro Moreno Cárdenas.

Fue Osorio quien promovió la reunión de ex dirigentes priistas con Alito, siendo el único personaje, de los presentes, que no había pasado por la presidencia del PRI, a la que ahora aspira.

La estrategia que seguirá será primero, explicó, ante las instancias partidarias, “pero como sabemos que tiene el control dentro del partido, por supuesto que luego nos iremos al INE, y al Tribunal Electoral para pedir que haya una elección y se renueve la dirigencia de manera anticipada en el marco de la ley”.

Dijo que con base en los estatutos del PRI buscará que Moreno Cárdenas deje la presidencia a más tardar en noviembre próximo, con el fin de que la nueva dirigencia acuerde con el PAN y el PRD una posible alianza en las elecciones del 2024.
“Ante tribunales es muy largo y complicado lograr que se obligue a una elección democrática adelantada, los estatutos establecen algo al respecto y yo espero que se resuelva antes por esta ruta”, resaltó.

Y es que al ahora coordinador de la pequeña fracción priista en el Senado de la República, Osorio mantuvo perfil bajo, desde que asumió la coordinación y se protegió con una enorme coraza, para blindarse ante todo el desaseo de su función en el sexenio anterior.

Asegura que no aspira a la dirigencia nacional priista y que su propósito es el de evitar un mayor desmoronamiento del partido. Dijo que con base en los estatutos del PRI buscará que Moreno Cárdenas deje la presidencia a más tardar en noviembre próximo, con el fin de que la nueva dirigencia acuerde con el PAN y el PRD una posible alianza en las elecciones del 2024.
“Ante tribunales es muy largo y complicado lograr que se obligue a una elección democrática adelantada, los estatutos establecen algo al respecto y yo espero que se resuelva antes por esta ruta”, resaltó.

El ex secretario de Gobernación culpa al actual dirigente nacional priista de la pérdida de 10 gubernaturas en la presente administración, achacando toda la problemática a Moreno Cárdenas, deslindándose del papel jugado por él mismo y su ahora socia Claudia Ruiz (Massieu) Salinas.

Claudia y Osorio se encuentran trabajando arduamente para subirse en la cresta de la ola de destapes y ser partícipes de la sucesión presidencial.

En ese tema hay que recordar que Osorio Chong era el favorito de muchos priistas para competir por la candidatura presidencial y, en su caso, representar al partido tricolor en los comicios del primero de julio de 2018.

Sin embargo, Osorio se achicó, como lo hizo durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto y dejó franco el camino para que su partido buscara un candidato externo, que resultó ser José Antonio Meade, quien fue fácilmente vapuleado y enviado hasta la tercera posición, con una votación del 15 por ciento.

Antes de ello, el secretario de Gobernación se excusaba cada vez que algún personaje cercano a su entorno le pedía respaldo para una candidatura, sin importar el tamaño de la misma. Aspirantes a senadores, gobernadores, diputados, alcaldes, pasaron por su oficina, sin éxito.

El hidalguense solamente se ceñía a los mandamientos de Luis Videgaray y la secretaría de Gobernación la manejó por mucho tiempo Luis Miranda, subsecretario de la dependencia.

Y es que las alas de Osorio Chong le fueron cortadas antes de emprender el vuelo, ya que quedó manchado con la traición que le jugó el Presidente Peña Nieto a Elba Esther Gordillo, donde el hidalguense fue el artífice de la trampa montada, que provocó la detención y reclusión de la dirigente sindical por más de cinco años.

Esa razón y su inoperancia como titular de la política interior fueron algunos de los motivos que le impidieron crecimiento para competir por la candidatura presidencial.

Con todo y ello, Osorio Chong fue premiado como candidato a senador por la vía plurinominal, al igual que Nuvia Mayorga, una de sus operadoras. En ese entonces nadie protestó por meter a dos hidalguenses dentro del reducido número de plurinominales.

Para compensar sus espacios de relajamiento, ya que no tenía necesidad de hacer campaña, Osorio Chong fue nombrado coordinador de las campañas de 64 candidatos uninominales al Senado de la República, entregando resultados de dos triunfos y 62 derrotas, pero eso sí, él y Nuvia, con acceso directo.

Esta batalla al interior del PRI deja en claro que lo único que les interesa a Osorio Chong y sus seguidores es asumir el control de un PRI que desmoronado y todo continúa siendo atractivo para unos.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.