sáb. Ago 13th, 2022

Con características que no están hechas para las condiciones de las vialidades, los camiones fabricados en China, y que contrata en arrendamiento el Gobierno de Nuevo León, no serán la solución a la grave problemática del transporte urbano en el Área Metropolitana de Monterrey.

Una vez que, para el año 2022, la empresa Thousand Internacional Companies ganó la licitación del contrato del servicio de arrendamiento de 800 unidades para el transporte público en el estado, diversos especialistas del ramo consideran un error el uso de estas unidades asiáticas, las cuales incluso generarán más caos.

“Los empresarios en transporte, sí saben comprar unidades, toda vez que son sus inversiones las que están en juego al elegir la armadora. Difícilmente comprarían unidades chinas sabiendo que no se adaptan a las condiciones de las vialidades regias, además de la dificultad que tendrían para conseguir las piezas mecánicas”, manifestaron.

Las acciones de reestructuración emprendidas por la administración del gobernador, Samuel García Sepúlveda, se dan porque el sistema de transporte urbano está a punto del colapso, y demanda soluciones serias y realistas, para brindar un eficaz servicio a usuarios, pero no con autobuses chinos, aseguraron a condición de anonimato.

Derivado de esta crisis el Gobierno del Estado anunció que adquirirá mil 600 unidades a través de arrendamiento financiero; 800 durante 2022, para las cuales el Congreso del Estado autorizó al Poder Ejecutivo los recursos en el presupuesto anual y otras 800 que solicitará para el año 2023.

Sin embargo, de esas 800 unidades que corresponden al año 2022, a Nuevo León sólo han llegado 30 unidades, que además de ser a Gas Natural Vehicular (hay muy pocas estaciones de abasto en la metrópoli local), tienen características que no están hechas para las condiciones de las calles de la zona metropolitana.

Esto, porque las unidades asiáticas tienen entradas bajas (piso bajo), lo cual resulta incompatible con la infraestructura vial de la metrópoli regiomontana, repletas de bordos, topes, baches y zonas sin pavimentar, en algunas colonias desfavorecidas.

Manufacturados por la empresa Ankai, las unidades tendrán unas dimensiones de 10.5 metros de largo, para más de 70 pasajeros, transmisión automática y “low entry” o entrada baja.

Incluso, desde el primer día de operaciones, 9 de las 30 primeras unidades, no pudieron prestar el servicio, luego de que unas reportaron no encender, otras se quedaron tiradas por falta de combustible (GNV) y otras registraron una avería en la manguera de aire del sistema de suspensión, porque es una pieza que se encuentra expuesta de la unidad.

Ahora la preocupación de los usuarios es que, a un mes de la presentación de esas 30 unidades fabricadas en China, ya no han visto siquiera alguna en circulación.

Otra situación que resulta preocupante, es que el 26 de mayo pasado, anunció el Gobernador de Nuevo León que, habían llegado al país, 70 unidades más, asegurando que, en esa última semana de mayo, estarían ya circulando en las avenidas metropolitanas.

Sin embargo, eso no ha sucedido, guardando silencio respecto a las razones por las que no han llegado a la ciudad esas 70 unidades, pese a que ya pasó un mes de su desembarque en el puerto Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán.

Actualmente, según el “Plan Maestro en Movilidad” presentado por el Gobernador, deberían estar circulando en la ciudad, mínimo 300 unidades arrendadas “y no hemos visto ni siquiera las primeras 30”, aseguraron.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.