jue. Ago 11th, 2022

Monterrey.- Ante la crisis del agua que se ha agudizado desde hace mes y medio con un déficit de entre el 30 y el 40 por ciento, el gobierno federal a través del secretario de Gobernación, Adán Augusto López, estableció el compromiso de ayudar a Nuevo León, con las obras del Cuchillo 2, la terminación de la presa Libertad, y tampoco descartó la posibilidad de traer agua del río Pánuco.
Al sostener una reunión con el gobernador Samuel García, autoridades estatales y federales, así como representantes de todos los sectores entre ellos los agricultores y los industriales, López Hernández, otorgó el apoyo para la construcción del acueducto 2 de la presa El Cuchillo, a unos 100 kilómetros al oriente de Monterrey, el cual tiene un costo a precios actuales de unos 30 mil millones de pesos.
También anunció que la presa Libertad deberá quedar concluida en el verano del 2023, aunque empezará a captar agua en la temporada de lluvias del mes de septiembre.
El funcionario federal también se refirió a traer agua del río Pánuco, proyecto en el cual trabaja ya la Comisión Nacional del Agua.
“No es un despropósito regresar a la cultura de los primeros pobladores y construir un acueducto de 134 kilómetros desde la desembocadura del Pánuco hasta alguna de las presas y garantizar el abasto del agua. Al día de hoy tendría un costo de 50 mil millones de pesos y se construiría en seis o siete años. La Conagua ya trabaja en ello”, dijo López Hernández.
Por su parte, el gobernador Samuel García habló sobre las acciones a corto plazo para enfrentar la crisis y dijo que el sector industrial ha aportado ya a la red de suministro alrededor de 500 litros por segundo, y para diciembre aumentará a 6.5 millones de litros.
Además, de pozos profundos y someros se han logrado extraer ya 917 litros por segundo, más 400 litros que aportan los agricultores del sector Las Lajas y mil más de los del Champotal, en el municipio de Montemorelos.
Samuel García recordó que no ha llovido ni la mitad del promedio histórico en los últimos cuatro años, lo que ocasionó la seca de dos de las tres presas, además de que, las próximas dos semanas serán las de mayor sequía, antes de que lleguen las lluvias.
Actualmente se suministra agua al 85 por ciento de la población en horario de las 5:00 a las 12 horas, y al restante que vive en lugares donde no alcanza el bombeo, se tienen 300 pipas de 10, 20 y 30 mil litros, así como 414 cisternas.
Antes del evento del agua, el secretario de Gobernación y la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, sostuvieron otra reunión con autoridades para abordar el tema de la seguridad en Nuevo León.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.