vie. Ago 19th, 2022

Por Raúl Monter
Conocí a Salinas Torre en el Consejo de Plumas Azules, donde ambos somos miembros.
Armando es abogado, político mexicano, miembro del PAN, ha sido diputado federal en dos ocasiones, en 2006 fue subsecretario de Enlace Legislativo de la Secretaría de Gobernación, durante el gobierno del presidente Fox. Además, es editorialista en periódicos de circulación nacional.
Decidí entrevistarlo, pues tiene una versión muy clara de la relación que existe entre las corridas de toros y la economía.
 
RMO, Armando, gracias por tu tiempo para que nos expliques las razones y sin razones de la prohibición de las corridas de toros en México
AST, gracias a ti Raul, mira en la discusión que se ha abierto sobre las corridas de toros, muchos han sido los argumentos que grupos prohibicionistas han tratado de colocar en la opinión pública para desacreditar esta actividad que cuenta con casi 500 años de arraigo en nuestro país. Hoy nadie puede soslayar tanto el carácter cultural de esta tradición como el peso económico que representa.
RMO, ¿cuáles son esas cifras?
AST. Las cifras son claras y han sido avaladas por la propia Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural según consta en el libro Caracterización y Dimensionamiento del Sector Bovinos Espectáculo en México, 2a. edición., lo que da a estas mediciones la seriedad suficiente para ser tomadas en cuenta en los debates que giran en torno a esta tradición.
 
Previo a la pandemia, en 2019, el valor total de la industria taurina fue de 6,900 millones de pesos, un monto que refleja la envergadura de esta actividad y muestra la imperiosa necesidad de preservarla como un necesario motor del crecimiento económico que requerimos en estos momentos de estancamiento, producto de la pandemia mundial.
 
Esta cifra explica el alto número de empleos que la fiesta brava genera: 242 mil fuentes de trabajo, directas e indirectas, una cifra que no debería ser desdeñada por quienes atacan a la Tauromaquia o por quienes dudan de preservarla.
RMO, caray son cifras sorprendentes, percibo que hay más beneficios, ¿verdad?
 
AST. La cadena productiva que forma parte de esta industria es altamente compleja. Forma parte de ella una serie de actividades como los sueldos a toreros, subalternos, rejoneadores, areneros y puntilleros. Destaca todo el trabajo que se realiza en torno a una ganadería (más de 260 registradas en la Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia) y que se ubican en más de 160 municipios de alta y muy alta marginación en distintas regiones del país. Debe tomarse en cuenta la derrama turística y restaurantera que significa la organización de festejos tanto en la Ciudad de México como en el interior de la República. Forma parte de la cadena productiva el trabajo artesanal de los sastres taurinos, todas las expresiones artísticas que giran en torno a esta tradición (fotografía, pintura, escultura y moda), la labor de las empresas, el boletaje y toda la red de transporte nacional que significa la fiesta brava, por citar algunos sectores.
RMO, es decir, hay forma de acreditar esta actividad.
AST. Cada uno de los rubros que integran esta industria, están perfectamente avalados por las autoridades competentes, representando también un beneficio para las arcas del Estado. La derrama fiscal de la fiesta brava alcanza un promedio anual de más de 800 millones de pesos.
RMO, sorprende que en plena crisis económica se tomen estas medidas.
AST. No cabe duda que a México le costará tiempo y esfuerzo salir delante de la crisis económica en la que nos encontramos sumergidos. Deben llamar la atención las recientes previsiones de la agencia calificadora Moody´s Analytics, que vislumbra para nuestro país al menos tres trimestres de recesión, en medio de uno de los entornos inflacionarios más agudos al que hayamos asistido en los últimos años. El panorama para México y el mundo no es alentador.
RMO, entonces por que atentar contra la Tauromaquia?
 AST. Atentar contra la Tauromaquia es un error en todos los sentidos y notoriamente en el aspecto económico. Es sin duda alguna una de las actividades que generan derrama económica en nuestro país y claramente un motor para la creación de empleos y bienestar para miles de familias mexicanas. La vulneración que representa para México el ataque a la fiesta brava y todo lo que esta aporta, por fundamentalismos como el que han mostrado distintos grupos llamados erróneamente animalistas pareciera uno de los mayores despropósitos de nuestros tiempos.
RMO, tengo la impresión que los legisladores, funcionarios públicos e inclusive jueces no han tomado en cuenta estos argumentos, que has expresado con claridad.
AST. Tanto Legisladores, como autoridades gubernamentales e integrantes del Poder Judicial tienen la obligación de tomar en cuenta el peso económico de esta tradición altamente arraigada en nuestra sociedad, particularmente en los pueblos originarios que son orgullo de México y a los que tenemos obligación de preservar.
RMO. Ira viniendo, iremos viendo si las autoridades de los tres poderes de la nación toman en cuenta estos datos duros.
Gracias Armando por tu generosidad de compartir esta valiosa información.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.