mié. Sep 28th, 2022


Por Salvador Hernández LANDEROS

Samuel García exhibió su escaso oficio político. Como vulgar pendenciero arremetió contra el fiscal Anticorrupción a quien calificó de “Acero”.

Con creatividad impropia de un ejecutivo, pronunció una gracia chafa: “De A-cero, por tener cero resultados”. Dan ganas de decirle, “no manches Samuel”.

Por lo visto y escuchado en cámaras televisivas, Samuel García es muy limitado en su lenguaje. Lo hubiera calificado de irresponsable, incapaz o inepto.

Esa espontaneidad verbal es para una garufa, cuando se está en una francachela, no en una conferencia asumiendo la posición que se le confió.

Debe entender que gobernar es cosa seria. Su exhibida abarata la figura que debe cuidar y guardar, más tratándose de un profesionista con tres doctorados.

Este 10 de agosto, Samuel García arremetió contra Javier Garza y Garza, fiscal Anticorrupción, tal y como lo hizo el 10 de mayo, contra al fiscal General.

A Gustavo Adolfo Guerrero le dijo en redes. “Queremos hacer un llamado enérgico, para que nos reciba y nos dé la cara y comparta información”.

La respuesta fue: “A la fiscalía le toca investigar la causa de la muerte violenta de las mujeres y a usted señor gobernador, le toca proteger y evitar su muerte”.

Esta ocasión el fiscal Garza y Garza respondió: “Es una apreciación personal, la cual se respeta. Necesitamos la colaboración para integrar las carpetas”.

Tal vez, la falla no esté en el fiscal Anticorrupción, sino el equipo jurídico estatal que no ha integrado las carpetas como debe ser para judicializarlas.

No vaya a ser que Samuel escupió para arriba, por eso debe entender que “el que se lleva se aguanta” y quién sabe cómo le vaya el domingo con la visita del presidente Andrés Manuel.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.