jue. Sep 29th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

En los medios de comunicación, sean estos impresos, radiofónicos o televisivos, no se vale la subjetividad. No es bueno exagerar ni llegar a los extremos.

Vamos a ver. ¿Qué tiene de malo que Roberto García, de 22 años, acompañe a su hermano Samuel en algunos eventos relacionados con su labor?

En lo particular eso no es noticia, ni siquiera de una columna. Y eso de que “se ha involucrado de lleno con la administración estatal”, suena muy exagerado.

Según El Norte, “es común verlo en los eventos oficiales cerca del mandatario estatal, incluso en la gira del presidente Andrés Manuel López Obrador por NL”. (sic)

La “noticia” indica que “Roberto regresó a México tras cursar estudios en el extranjero, aunque aún toma clases en línea, desde un área del despacho estatal” (sic)

La verdad que “Ni tanto que queme al Santo, ni tan poco que no lo alumbre”, aunque Samuel debe parar sus antenas con el anterior y siguiente párrafos.

“Aunque oficialmente no tiene un puesto en el Gabinete, fuentes estatales dijeron a EL NORTE que ya fue incluido en varios grupos de WhatsApp con funcionarios en los que se abordan temas oficiales”. (sic)

Estos párrafos son un mensaje de que, en el equipo de confianza de Samuel, hay desleales, que están inconformes porque estudia en el despacho y lo involucra en el WhatsApp.

Entre los inconformes con el “hermano incómodo”, podría estar el tesorero Carlos Garza Ibarra, claro, si es que le ordenó meterlo en la nómina oficial.

Pero no hay que pensar mal, aunque el cariño del tesorero no es con Samuel, sino con su ex jefe…Por cierto, ¿dónde andará don Fernando?

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.