mié. Oct 5th, 2022

Juan Palacios Dávila

El presidente Andrés Manuel López Obrador nombró recientemente a la profesora Leticia Ramírez como Secretaria de Educación. Ramírez, además de ser maestra, cuenta con estudios en Antropología, lo cual debería de ser un importante antecedente para ocupar el “escritorio de Vasconcelos”.

Dentro de la Antropología Social existen corrientes que privilegian el trabajo diferenciado para cada localidad, es decir, no consideran que toda técnica o proyecto sea adecuado para cada una de las comunidades.

Por la SEP han pasado intelectuales de diferente calibre, muchos de ellos han criticado en su momento lo que se realiza en la institución, mostrado que tienen un diagnóstico para cada uno de los fallos, pero al final, no han logrado “componer” la educación del país.

Quizá la razón de ello es que generalmente proponen “soluciones” sin tomar en cuenta el contexto. Es necesario aclarar que los objetivos pueden ser nacionales, sí, deben de serlo, pero la forma de llegar a ellos no necesariamente tiene que serlo, ya que el contexto en que se desarrolla cada una de las comunidades escolares no lo es.

En el libro “El director de escuela como líder de proyecto”, el maestro Roel Guajardo aborda precisamente el tema. En ese texto Guajardo Cantú nos habla acerca de la importancia del liderazgo de los directores que trabajan en cada una de las comunidades escolares.

Roel Guajardo subraya la importancia que tiene el hecho de que, bajo el liderazgo de los directores, cada una de las comunidades establezca proyectos propios, tanto académicos como de otro tipo, todos tendientes a generar una dinámica propia, una dinámica que permita la creación de un nuevo tejido social y, por supuesto, alcanzar los objetivos propios del sistema educativo.

Guajardo Cantú nos pone como ejemplo las grandes empresas como Tesla, Apple o Microsoft, que han seguido caminos distintos, que no asumen un listado con “las 10 reglas para ser exitosos” en los negocios, sino que responden al liderazgo de sus directivos, Elon Musk, Steve Jobs en su momento o Bill Gates.

Cada uno de estos líderes de sus empresas, como otros que han sido exitosos, digamos Jeff Bezos de Amazon, ha encontrado el camino ideal para alcanzar los objetivos que se plantearon, sin tener que usar los mismos métodos que otras empresas que han sido exitosas también.

Cada uno de ellos ha impreso a su compañía rasgos de su personalidad, ha respondido a retos que le presenta el mercado al que se dirigen y han generado una cultura de trabajo que puede ser identificada por quienes se detienen a observar.

Así puede hacerse en el ámbito educativo, por supuesto, contando con el liderazgo de los directores de escuela, el trabajo de los maestros y, por supuesto, con el apoyo entusiasta de la comunidad.

Insisto, quizá sea hora de dejarnos de criticar ad hominem a la nueva Secretaria y que el sistema educativo en su conjunto, trabaje como uno solo, respetando las características específicas de cada comunidad, pero sin dejar de trabajar para alcanzar los objetivos nacionales.

En el libro de Roel Guajardo tenemos una herramienta que puede ser extraordinariamente valiosa para todos quienes aportan su trabajo para sacar adelante el sistema educativo.

Con la visión del Director General de Conalep Nacional, Enrique Ku Herrera, esta obra se está utilizando como apoyo y se espera tener resultados al cierre de los indicadores académicos para fines de octubre.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.