jue. Sep 29th, 2022

De frente y de perfil

Ramón Zurita Sahagún

La detención del primer titular de la PGR en tiempos del gobierno peñista, Jesús Murillo Karam, se puede considerar como un deseo verdadero del actual gobierno por llegar a conocer la verdad de lo ocurrido el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.
Sin embargo, hay quienes no le advierten así y consideran que se trata de simples palos de ciego, para cumplir con una de las promesas presidenciales de llegar a la verdad de esos hechos que produjeron la desaparición de 43 estudiantes de una escuela de maestros.
Mucho se ha escrito y contado sobre lo sucedido aquella trágica noche y hasta se declaró una “verdad histórica”, que, finalmente, fue descartada y suplida para considerar el hecho como crimen de Estado, por lo que es una de las razones principales que llevaron a la detención de Murillo Karam.
En aquel entonces se dijo que grupos criminales fueron los causantes de aquella desaparición de los 43 jóvenes, mientras algunas otras versiones se investigaron, sin que los padres de los jóvenes quedaran satisfechos, por lo que le tema Ayotzinapa se convirtió en una necesidad de que se conociera la verdad.
Ahora se procederá judicialmente en contra de aquellos que tuvieron desde un inicio la línea de investigación y que ahora, en el caso del ex procurador, fue acusado de los delitos de tortura, desaparición forzada y contra la administración de justicia.
Murillo Karam en su primera audiencia de imputación dijo que cuenta con documentos y fotografías que dejan en claro lo sucedido con la investigación de este polémico caso.
Lo sucedido en Ayotzinapa produjo la detención del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles ¨Pineda, acusados por los delitos de delincuencia organizada y operaciones ilícitas, así como culpables de la desaparición de los 43 estudiantes.
Las investigaciones de aquel entonces llevaron a prisión a otros personajes, supuestamente involucrados, aunque al paso del tiempo no se sabe todavía que pasó con los jóvenes, aunque se presume que fueron asesinados, pero se desconocen las razones y el cómo, dónde y por quienes.
Por lo pronto se sabe que hay órdenes de detención para otros personajes que fueron partícipes de las investigaciones del pasado y se continúa con las gestiones para la extradición e Tomás Zerón, quien se encuentra en Israel.
Ahora parece ser que las autoridades tienen mayor certeza en lo sucedido y que se podría resolver el dilema de hace ocho años.
………………………..

El pasado jueves en un restaurante capitalino festejaba Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, la ratificación que le hizo la Suprema Corte de Justicia de su fuero, hasta el 30 de septiembre. Le acompañaba su abogado, Javier Lozano, con quien disfrutaba de ese grato momento y de moverse con libertad por todo el territorio nacional, después, no se sabe lo que podría suceder. Por lo pronto sigue enfrascado en dimes y diretes con Santiago Nieto Castillo, quien inició la investigación en su contra y hoy es el principal asesor de su sucesor en el gobierno de Tamaulipas, Américo Villarreal. Lo curioso de esto es que el gobernador que se mueve con total libertad va acompañado de un grupo de seguridad compuesto por tres camionetas blindadas y cerca de una docena de elementos fuertemente armados, por aquello de las dudas…Omar García, secretario de Seguridad de la CDMX se encuentra en el centro del ojo de huracán, con versiones que hablan de que está siendo investigado en relación con los hechos del 26 de septiembre de hace ocho años, aunque el propio Omar dice que no tuvo nada que ver, ya que se encontraba en Michoacán, por lo pronto ya se bajó de la posibilidad de competir por la candidatura al gobierno de la CDMX.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.