mié. Sep 28th, 2022

La agencia Moody ‘s Analytics advirtió que la economía de México podría registrar para el 2023 una caída del 1.7% en el Producto Interno Bruto (PIB), en caso de que Estados Unidos entre en recesión.

Por el momento no existen suficientes elementos que confirmen que México esté en recesión; sin embargo, el Comité de Fechado de Ciclos de la Economía de México asegura que, en caso de prevalecer la disminución de la actividad económica y la caída del PIB, México podría registrar un séptimo período de recesión en los últimos 40 años.

“Frente a un escenario así de complejo es indispensable que las personas tengan una gestión saludable de sus finanzas, así como de sus productos financieros. Una pregunta que se hacen muchas personas es si debería o no pedir un crédito. Es cierto que este instrumento puede ser clave cuando se requiere saldar un compromiso financiero de forma inmediata, el problema llega cuando cuando la persona no contempla el cómo y cuándo debe pagarlo”, explica Moises Márquez, Líder de Datos y Modelos de Rocket.la, plataforma que brinda asesoría financiera gratuita con el objetivo de impulsar la inclusión y movilidad financiera.

Detalla que aunque los analistas descartan una recesión a corto plazo, un crédito durante este periodo puede emplearse para emergencias, aplicando una rigurosa disciplina financiera.

“Lo ideal es contar con un fondo de emergencias que podemos ir generando con un 10% de nuestros ingresos. En caso de que las circunstancias no nos favorezcan para el ahorro, podemos ocupar un crédito a la medida de nuestras posibilidades para hacer frente a necesidades básicas”, argumenta el líder de Datos y Modelos de Rocket.,la.

Cabe destacar que, además de esta predicción de Moody´s, recientemente el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indicó que la inflación en México alcanzó el 8.15% durante el mes de julio, el nivel más alto registrado desde 2000.

Aunque el panorama parece complicado, Rocket.la indica que existen oportunidades para solicitar un crédito, tomando en consideración factores como la tasa de interés, las comisiones y el costo anual total del producto. Además de que tener un producto Visa o Mastercard permitirá a los usuarios acceder a un mercado altamente competitivo en compras en línea, que pueden representar grandes ahorros con respecto a tiendas físicas.

“El primer elemento que debe analizarse en caso de solicitar un crédito para enfrentar las adversidades económicas es la tasa de interés, que es el costo principal del préstamo. Es un porcentaje que puede estar expresado de forma diaria, semanal, mensual o anual, el cual indica la cantidad adicional que debemos cubrir del préstamo solicitado”, argumenta Moisés Márquez.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.