mié. Oct 5th, 2022

Raúl Victoria Iragorri
Estimado colega con sentido…común:

Con el gusto de saludarte nuevamente, quisiera en esta oportunidad que hablemos de un acontecimiento que será crucial para el destino de nuestro país: las elecciones presidenciales del 2024. Ningún mexicano que se precie de tener las antenas levantadas, debería desde este momento dejar de estarse formulando las siguientes preguntas:
¿Mi país se encuentra mejor o peor en este gobierno que con los anteriores?;
¿Cómo me está afectando a mi familia y a mí la difícil situación económica que estamos enfrentando, de la mano de una inflación que a todos nos golpea, pero sobre todo a los que menos tienen?;
¿Será sensato como dice López Obrador que la seguridad deba conducirse por la inefable “política de abrazos no balazos”, en contraste con la creciente cantidad de asesinatos que diariamente observamos a lo largo y ancho del país?
¿Me parece lógico que la mayor parte de los recursos que se recaudan con nuestros impuestos se destinen a “obras insignia” de este gobierno (el aeropuerto AIFA, el proyecto de Tres Bocas y el Tren Maya) que un día no muy lejano serán unos auténticos elefantes blancos?
¿Puedo acaso mantenerme ajeno a la angustia y desesperación de millones de mexicanos que no disponen ya del Seguro Popular y de medicamentos al alcance de todos?
En pocas palabras, ¿estaré dispuesto a seguir soportando ad infinitum ese grotesco espectáculo de simulación y manipulación con que se maneja todos los días el presidente y su partido?

La respuesta a éstas y otras muchas preguntas de puro sentido común, nos da la pauta para discernir cuál será el escenario que estaremos dispuestos a enfrentar los mexicanos en el momento de acudir a depositar nuestro voto en el 24. O seguimos con la clásica actitud indiferente o indolente de que nos sigan gobernando individuos caracterizados por la mentira, el engaño y la perversidad y que tienen como único objetivo el ejercer el poder por el poder mismo; o muy por el contrario, nos decidimos desde ahora a cristalizar el propósito de sumar millones de voluntades de gente sensata y con genuino amor a México, que induzca a los partidos de oposición a tomar con absoluta seriedad la enorme fuerza electoral que dicho conglomerado podría representar en el resultado de la elección.

Hagamos por ello que nuestro sentido común se convierta en un arma poderosa, por medio de la cual logremos hacer realidad ese ejército de millones de voluntades de auténtico poder ciudadano, dispuesto a impedir que la mentira, la deshonestidad y la estupidez prevalezcan en nuestro país por encima de la verdad, la ética y la sensatez.

Hasta la próxima, estimado colega con sentido…común
“Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena”
Mahatma Gandhi

*El autor es economista, ha laborado en el sector privado y la administración pública e impartido cátedra universitaria; actualmente se desempeña como consultor profesional en Comunicación Integral para el Desarrollo (CID), e imparte conferencias y diplomados de su autoría.
raulvictoria00@gmail.com

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.