mié. Sep 28th, 2022

Monterrey.- Las lluvias arreciaron y como antaño, causaron caos y desorden en la ciudad metropolitana.

Acostumbrados los regios a renegar de los efectos negativos que dejan las lluvias en la Ciudad, las inundaciones en las partes bajas de la metrópoli, avenidas anegadas, autos varados y ríos en las calles y arroyos, fueron bien recibidas ante la crisis del agua, mientras los cuerpos de auxilio tuvieron que rescatar a 10 personas en un río local tras intensa tormenta y precipitaciones pluviales.

Desde las 16:00 las lluvias que se han registrado durante toda la semana al menos una hora diaria, se desataron acompañadas de una tormenta eléctrica y rachas de viento.

El reporte más importante fue el que recibieron los elementos de Protección Civil del Estado, del Ayuntamiento de Guadalupe y Bomberos, de que en una pequeña isleta del río La Silla, a la altura de la Colonia Riberas del Río, había 10 personas, entre ellas dos menores atrapadas entre la fuerte corriente.

Los rescatistas utilizaron equipo especial de aguas en movimiento, cuerdas, arneses, un pañal, casco y chalecos salvavidas para el auxilio, para salvar a las personas que fueron sorprendidas por la avenida de agua que llegó con rapidez desde el sur de Monterrey.

Conagua informó que las lluvias son parte de un frente frío que entró al noreste del País y se combinó con una onda tropical, formando los chubascos, en tanto se esperan lluvias aún más intensas durante el domingo y lunes, donde caerán al menos 100 milímetros, lo que equivaldría a una cuarta parte de lo que dejó la tormenta “Hanna” en el 2020.

Los ríos y arroyos de la zona conurbada se llenaron de agua que corrió con rapidez, mientras que las calles y avenidas se anegaron y decenas de vehículos quedaron varados al mojarse el motor, o caer en baches y pozos.

En la Colonia La República, al sur de Monterrey, se reportó que un auto, con dos personas en su interior, fue arrastrado por la corriente, pero no hubo mayores problemas.

Como suele suceder en la temporada de lluvias que no se veía desde hace poco más de dos años, las vialidades y algunas zonas se convirtieron en caos, pero se afianzó la esperanza de que las precipitaciones que seguirán este mes, ayuden a salir de la crisis hídrica.

La noche del sábado se registraban aún leves lloviznas.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.