mié. Sep 28th, 2022

Por: Francisco J. Peña Medina
Por causa de la corrupción, la impunidad y la injusticia, las instituciones públicas en México han sido rebasadas en la atención de los derechos humanos, advirtió Raúl Guajardo Cantú, al tiempo de hacer un llamado a la unidad del gobierno, empresarios, sindicatos, universidades, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil para fomentar una educación que promueva los principios de igualdad, libertad y justicia entre los mexicanos.
Abogado de profesión, con una amplia trayectoria de servicio a la comunidad, Guajardo Cantú tomó protesta este jueves 8 de septiembre como presidente del Comité Directivo Nacional de la Comisión de Atención Integral en Derechos Humanos; un organismo autónomo y apartidista cuya principal misión es promover, difundir, orientar, defender y garantizar las libertades civiles y la equidad de género, en especial a los grupos más vulnerables.

Durante el evento realizado en el Salón Bicentenario del Congreso de Nuevo León el nuevo titular de la CAIDH hizo una apología de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que surge en 1948 después de la Segunda Guerra Mundial con la creación de la Organización de las Naciones Unidas, donde la comunidad internacional se comprometió a que los atropellos ocurridos en los conflictos previos no se repitieran.
“Por lo cual, nos dejó el antecedente histórico de los 30 derechos humanos a los que todos los ciudadanos por el hecho de existir nos hacen iguales ante la ley” manifestó y agrego, “los hombres y mujeres aquí reunidos, preocupados por generar una ciudadanía con amplio conocimiento de sus derechos humanos, trabajaremos incansablemente para que se difunda en todas las estructuras sociales y gubernamentales el mensaje de la Naciones Unidas”.
“Las instituciones públicas de México-reiteró- han sido rebasadas en la atención de los Derechos Humanos lacerados por la corrupción, la impunidad y la injusticia y como consecuencia de ello tenemos más de 55 millones de pobres, más de 10 millones en pobreza extrema, en educación 8.7 grados de escolaridad es decir el promedio de mexicanos no terminan la secundaria”.

“Más feminicidios, más homicidios por la inseguridad, crisis en contaminación ambiental, crisis de agua, transporte etcétera. Desde esta tribuna hago un llamado a la unidad del gobierno, poder legislativo, poder judicial, a los empresarios, comerciantes, maestros, sindicatos, ONG, amas de casa y en general a toda la sociedad civil para que juntos logremos defender y garantizar los derechos humanos”, enfatizó Raúl Guajardo.
En ese sentido explicó, que el objetivo principal de la CAIDH es apoyar y vincular a las instituciones públicas, privadas y a la ciudadanía en general para la promoción, difusión, defensa y garantía de los Derechos Humanos, con el propósito de que estos no sean violentados y pueda existir una sociedad más justa, libre y armoniosa en México.
” Nuestra visión es concreta y contundente, y es la de buscar reducir las incidencias de violaciones a los derechos humanos, y para ello buscaremos combatir las causas que las provocan, como lo son la corrupción, la impunidad y la injusticia que acumulan la ignorancia, la apatía y el desinterés, estos son los padecimientos morales que nos llevan a la miseria como ciudadanía. Por ello un pueblo que es inteligente debe ser capaz de conocer a conciencia sus males, y generar estrategias y mecanismos que le permitan combatir los problemas que solo generan malestar y detiene el progreso, para ello buscaremos impulsar la observancia y fomentar una cultura de respeto hacia los derechos humanos”, expresó.
En su discurso, Raúl Guajardo Cantú convoció a una gran alianza entre las diferentes organizaciones vinculadas con la defensa de los derechos humanos para poder crear una fraternidad humanitaria en beneficio de las clases más marginadas.
” Los esfuerzos que se sumen nos permitirá a nosotros el poder llegar a cumplir con los objetivos de esta noble tarea de una manera conjunta, como dice el dicho “solo se llega rápido, pero acompañado se llega más lejos. También hacemos un llamado a las instituciones públicas y privadas, ya que tienen mucho que aportar para poder generar un cambio positivo en la sociedad”, manifestó el presidente de CAIDH.
“Con sentimientos de Orgullo, compromiso y lealtad hacia los derechos humanos asumimos los cargos dentro de nuestra organización CAIDH para poder brindar apoyo a la ciudadanía y a los servidores públicos en la noble tarea de la difusión, promoción, defensa y garantía de los Derechos Humanos, lo cual nos permitirá seguir progresando como comunidad y generar bienestar en el provenir”, concluyó el funcionario.
Al acto asistió en representación del Congreso local, el diputado Ricardo Canavati Hadjopolus, legisladores, federales, , funcionarios de gobierno, líderes sindicales, autoridades académicas, activistas sociales y representantes de organizaciones no gubernamentales.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.