mié. Oct 5th, 2022

Recordemos un poco sobre lo que significaba esta frase para nuestros antepasados, ahora llamados ancestros; ellos consideraban que, al hacer un compromiso de palabra, era una muestra de honorabilidad. Era considerada como parte de la identidad de la persona, ya que definía lo que era, al cumplir con lo que decía. Era una forma segura de relacionarse con los demás. Se definía la credibilidad, la moralidad y si la persona era digna de la confianza para los demás, tanto en el ámbito personal, como en el profesional.

Si algo establecía el valor de la persona, era la credibilidad de lo que decía. Se decía también “Mi palabra soy Yo”.

No había necesidad de firmar documentos por escrito, con tan solo el compromiso de palabra, era suficiente para que lo que se acordaba en hacer, o en dar, se cumpliera.

Con todo esto, ahora te invito a que analicemos nuestra actualidad:

¿Cuantos de nosotros seguimos honrando nuestros compromisos de palabra?, ¿cuantos de nosotros valoramos cuando alguien da su palabra y la cumple?, ¿cuantos de nosotros podemos sentirnos satisfechos con los compromisos que hacemos de palabra y los hemos cumplido?

Creo que este auto análisis, nos podrá ayudar a conocernos a nosotros mismos y a evaluar, que tanto estoy honrando mi palabra, que testimonio estoy dando a mi comunidad, empezando por mi familia. ¿Estoy cumpliendo con lo que digo que haré?

Recuperemos los valores y la práctica de buenos hábitos, ya que estas se convertirán en virtudes. La familia es la primer escuela del ser humano.

Regresemos el valor al compromiso de palabra, cumpliendo a cabalidad con lo que decimos que haremos.

El cambio empieza en uno mismo, y que nuestro actuar anime a los que nos conocen y conviven con nosotros, a vivir una vida con valores. Esto es algo que no necesitamos que alguien nos imponga, es una elección personal de un estilo de vida, que asegura una mejor convivencia y una sana sociedad, ¡Nuevo León es cuna de gente formada con valores y virtudes! ¡Honremos la Palabra!

Luz Maria Ortiz Quintos

Instituto Nacional de Consultoría Familiar

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.