mié. Oct 5th, 2022

Charlas de Taberna

Por Marco H. Valerio

  • Desde los 13 años monta su corcel; las suertes que más le gustan son la colea, manganas a pie y la terna

Desde los 13 años montó y empezó a charrear a los 16 años. Jalil Eduardo Dulac Camacho, conoce y ejecuta las nueve suertes charras, pero las que más le gustan son colea, manganas a pie y la terna, por lo que se considera “charro hasta las cachas”. .

Durante la exposición de piezas charras, celebrado en el Senado de la República, afirma que es el socio más pequeño que ha tenido la Agrupación Regional de Charros de la Villa, ubicada en Acueducto Norte en la Ciudad de México.

Quien actualmente combina la profesión de abogado, la combina con la charrería, por lo que recuerda que cada el 14 de septiembre se conmemora el Día Nacional del Charro en México, y que fue el entonces presidente Manuel Ávila Camacho, quien declaró a la charrería como deporte nacional.

Jalil Eduardo Dulac, destacó que la charrería es una tradición que ha estado presente a lo largo de la historia de nuestro país, “y que para nosotros es un gran motivo de orgullo, porque el 6 de diciembre del año 2016, fue declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO”.

Agregó que la charrería es de las tradiciones que fomentan a la mexicanidad en las competencias y espectáculos a nivel mundial; una expresión que, por su historia, cultura, belleza, vestuario y esencia, es un referente de la verdadera unión social y familiar.

Por su parte, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, expresó durante el evento del Día Nacional del Charro y la Adelita que “vestirse de charro, es vestirse de México. Además, son quienes engrandecen nuestra cultura y tradiciones, y llevan en alto el nombre de nuestro país a nivel internacional”.

Monreal Ávila recordó la importancia de las adelitas, ya que representan a las mujeres mexicanas que desarrollaron un papel muy importante en la lucha por los derechos de los campesinos durante la Revolución Mexicana.

En su oportunidad, el representante de la Asociación Nacional de Charros de la Villa, Javier Aparicio, agradeció al doctor Ricardo Monreal Ávila y a los organizadores de este importante evento, que sin duda engrandece a la charrería y nos hace sentir honrados a los hombres y mujeres de a caballo a la usanza mexicana.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.