mié. Oct 5th, 2022

Les decimos de cariño tienditas. Un número considerable de estos comercios trascienden por varias generaciones y le dan un rostro de identidad a los barrios y colonias. Son el negocio favorito de los mexicanos ya que abastecen a más del 52% de la demanda nacional y generan el 1% del Producto Interno Bruto (PIB), según la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).
Aunque durante el año 2021 más de 1.6 millones de pequeños y medianos negocios cerraron sus puertas de forma definitiva, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la gran mayoría de ellas han superado la crisis sanitaria y se adaptan rápidamente a los vaivenes económicos.
“Consideramos que gran parte de la buena aceptación de las tienditas radica en la cercanía que tienen con sus clientes, son parte de sus comunidades. Además,han sido sumamente resilientes porque lograron adaptarse a fenómenos como la inflación o la pandemia.
Están al tanto de las necesidades de los consumidores y ofrecen lo que sus clientes buscan”, indica Alberto Bonetti, CEO y fundador de YoFio, app que busca apoyar a los micronegocios a través de créditos inmediatos.
De acuerdo con estimaciones de YoFio, tras el periodo de confinamiento y posterior adaptación a la nueva normalidad, el 56% de los consumidores prefiere acudir a la tiendita debido a su cercanía y seguridad, además porque les permite evitar aglomeraciones y no es necesario que recorran distancias mayores para abastecerse.
Actualmente, existen por todo el territorio nacional 1.05 millones de las también conocidas como tiendas de abarrotes; además, en 6 de cada 10 negocios de este tipo están a cargo de mujer, la cual es el sustento principal de una familia, según cifras de la ANPEC.
Aunque en el país existen un promedio de 53,000 establecimientos de conveniencia, los consumidores prefieren las tienditas debido a que el surtido de productos se lleva a cabo mediante un consenso con los clientes. Incluso durante la pandemia y el regreso a la nueva normalidad estos negocios se surtieron de diversos productos ajustándose a protocolos sanitarios.
“Actualmente los dueños de estos comercios están interesados en adoptar procesos de digitalización para su negocio. Consideramos fundamental apoyarlos no sólo para que puedan vender por redes sociales o lleven pedidos a domicilio; sino para que en sus transacciones y vínculos con proveedores estén involucrados canales digitales que les permitan realizar estas operaciones de forma más fácil, rápida y segura”, detalla Alberto Bonetti.
Un segundo punto a favor de las tienditas son los costos de los productos en comparación con las tiendas de conveniencia.
Además, se mantienen en la preferencia de los consumidores, quienes acuden de forma regular generando tickets promedio entre 50 y 100 pesos, y los dueños identifican mejor a sus clientes, saben sus
nombres, qué es lo que compran regularmente y cada cuánto, lo cual genera vínculos de confianza que se resumen en: fidelidad del consumidor.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.