mié. Oct 5th, 2022

Monterrey.- Andrea Maqueda Martínez, ha sentado un precedente, por años recibió golpes, violencia y ofensas de parte de su esposo, hasta que lo mató en una pelea, pero la defensa y el Juez acreditaron defensa propia y ahora está en libertad.
El juez de Control y de Oral Penal, Arturo Cipriano Garza de León, tomó la determinación de dictar auto de no vinculación a proceso.
Los hechos se registraron en la colonia Estanzuela, al sur de Monterrey, el pasado 11 de septiembre cuando el hoy occiso llegó ebrio y drogado para emprenderla a golpes y ofensa contra su mujer y su hija menor de edad. “el pleito escaló a mayores y en un momento Andrea tomó un cable de un aparato eléctrico y lo colocó en el cuello de su marido quien murió. Luego ella habló a la policía y se entregó”, explica su abogado defensor Juan José Leal Rodríguez.
Recuerda el abogado que, por años, cada fin de semana, el hombre llegaba borracho y drogado, y la emprendía contra su mujer e hija. Era una situación repetitiva y Andrea Maqueda recibía los golpes, hasta que se dieron los lamentables hechos.
La defensa estableció entre otros recursos que no tenía intención de cometer el homicidio y que solamente se defendió de las agresiones. “El Código Penal establece la justificación en ciertos casos, cuando se da ciertas circunstancias y se justifican ciertas acciones”, explica el abogado Leal Rodríguez.
El caso derivó en dos audiencias donde se estableció que peligraba la vida de la mujer y de su menor hija, por lo que el juez determinó su libertad, en un caso que no tiene precedente y enmarcado en una serie de feminicidios y violencia familiar que se dado en el País y concretamente en Nuevo León, agrega la defensa.
“En este caso, todo lo que se vive como sociedad actualmente, llevó al juez a revisar el caso y analizarlo con perspectiva de género”, añade.
El abogado Leal Rodríguez, establece la necesidad de que las autoridades den celeridad a la respuesta del llamado de las mujeres denunciantes de agresiones y violencia, pues comúnmente responden muy tarde, cuando ya se han registrado los lamentables hechos.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.