mar. Nov 29th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Cómo cree Samuel García que su programa “Ciudadanos al 100” va a tener éxito, si él, como gobernador, no se pone las pilas para andar al cien.

Su visión es muy limitada. Confunde la presa “La Boca” con una playa y, con otro igual que él, se trepan a un catamarán sintiéndose muy marineritos.

No se trata nada más de cuidar el vital líquido. Lo que hay que hacer es vigilar el uso que se le da a la presa. Evitar que la contaminen los paseantes.

El agua se contamina de más con el aceite de motores, con orines de los encervezados que se trepan en las lanchas y lanzan sus desechos al agua.

En todo mundo hay miles de presas que se cuidan y hasta las vigilan para evitar un posible atentado. No son zonas de recreo o turísticas como aquí en NL.

Las autoridades y ciudadanos debemos actuar razonadamente. Habitamos una zona semidesértica. El agua está estancada, no corre ni tiene sal.

Puede presumir que se resolvió la crisis hídrica, lo cual no es cierto. La resolvió el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien le pidió ayuda.

Pero ese apoyo tuvo un costo muy alto. Empresarios que han ayudado al País, salieron muy raspados. Uno de ellos, José Antonio Fernández Carvajal.

Tampoco vale que Samuel García rase a todos por igual en tarifas. San Pedro Garza García y Santiago consumen 300 litros por persona al mes, según AyD.

San Pedro tiene pocos habitantes y albercas. Pero poblado de edificios, despachos y consultorios. Y decenas de negocios, antros y plazas comerciales.

Santiago, no tiene la misma población, pero si casas de campo con albercas, salones de eventos y mucho comercio, algunos pringosos frente a “La Boca”.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.