mar. Nov 29th, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

El gobernador debe informar sobre las obras que prometió a los ciudadanos de NL. Pero Samuel García Sepúlveda, con humildad, debe pedir perdón.

Samuel debe pedir perdón por su soberbia, por sus mentiras, por sus zonceras. Perdón a los niños de Capullos, a Emilio y, principalmente, a “El Diablo”.

Debe ir a El Metro o parada de camiones y pedir perdón a los usuarios del transporte que han padecido en su movilidad a causa de sus frívolas ilusiones.

Él no tiene problemas de transporte y seguridad. Que transparente a quién le renta las camionetas blindadas en las que se transportan él y sus escoltas.

Qué, así como exhibió las zonceras de su antecesor, pedir perdón por las zonceras que dice en los promocionales de su primer año de administración.

De dónde saca que se superó la crisis de salud, en el Covid-19, si cuando asumió, ese mal ya estaba saliendo. Lo peor lo enfrentó Manuel de la O.

Su soberbio anuncio de que ya acabó con la “vieja política”, es una vil mentira. La tiene en su administración con Elizondo, Nati y su tesorero. Carlos Garza

Otra vil mentira. Dizque resolvió la crisis del agua. Fue el presidente quien lo hizo a un costo político muy alto. Dios y la naturaleza la resolverán.

Que informe el progreso de los gabinetes temáticos que ofreció; Buen Gobierno, Igualdad para Todas las Personas y Generación de Riqueza Sostenible,

Pude presumir que metió a “El Bronco” a la cárcel. ¿Y cuál fue el arreglo? Impunidad para Manuel, sus sobrinos, Errisúriz y las factureras de la UANL.

Debe despojarse de su egolatría. No siempre será “El Chico Maravilla”. Lo joven se le va a quitar, pero otras cosas no. Ya vio al otro. Se le quitó lo bronco.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.