mié. Dic 7th, 2022


Raúl Guajardo

Es innegable que los países requieren de líderes para alcanzar logros de corte nacional, pero si bien los líderes inspiran a las masas, el trabajo cotidiano de gobierno no puede descansar solo en estos, sino que debe haber un equipo de funcionarios capacitados para llevar a cabo el día a día que requiere el manejo de un país.
Para bien y para mal, las democracias llevan a los puestos políticos a quienes son capaces de atraer a los votantes, por su carisma, por su entendimiento de lo que las mayorías quieren o, simplemente, porque supieron posicionar su imagen. Pero este proceso no necesariamente lleva a los más preparados a ganar elecciones, por lo que habría que buscar una solución intermedia.
El Servicio Civil de Carrera, con todas sus limitantes, representaba una opción para que el trabajo técnico de los gobiernos fluyera independientemente del cambio de los líderes de los distintos niveles gubernamentales. Nunca funcionó de la mejor forma debido a que siempre existió, y existe, el llamado “retiro voluntario”, que era un despido disfrazado de renuncia.
Se prevén tiempos difíciles no solo para México, sino para todo el mundo, se espera una recesión de gran calado que podría afectarnos en caso de no tomar las medidas necesarias. Por ello es que quizá no es del todo descabellado pensar ahora que requerimos, como país, funcionarios de carrera que acompañen a los líderes en la conducción del gobierno en todos sus niveles.
No hacerlo pudiera costar muy caro.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.