mar. Nov 29th, 2022

Comprometido con los niños, niñas y adolescentes de Nuevo León y su bienestar, el diputado Waldo Fernández presentó una iniciativa que adiciona un artículo a la fracción VI al artículo 323 Bis 1 del Código Civil para el Estado de Nuevo León para que se reconozca la manipulación parental como un tipo de violencia familiar.

“El Síndrome de Alienación Parental (SAP) es un conjunto de síntomas, que se producen en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la conciencia del niño con el objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor, es decir, cuando provoca el rechazo del hijo al otro progenitor” explicó el legislador, “este síndrome se hace presente en medio de una separación familiar o una relación violenta de pareja, en la que los niños son utilizados como herramientas para lastimar o influenciar al otro, socavando el bienestar de los menores”.

Por ello, dijo que el legislador, la manipulación parental, definida como aquella ejercida por alguno de los progenitores o algún familiar que mediante el uso de estrategias, artimañas y acciones buscan dominar y transformar la conciencia de los hijos con el propósito de obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor, lastima no solo a la pareja, sino a los niños, niñas y adolescentes que quedan envueltos en las diferencias de sus padres.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.