mié. Dic 7th, 2022

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los millennials, cuya edad va entre los 25 y 39 años, representan el 22.6% de la población económicamente activa; en tanto que los centennials (de 15 a 24 años) son el 16.9%.
“Ambas generaciones tienen cosas en común como el uso de tecnología para apoyarse en sus actividades diarias; sin embargo, en temas económicos existen diferencias sustanciales. Cada uno tiene consumos y gastos específicos que influyen en su historial crediticio. Las finanzas de los millennials van más enfocadas hacia el bienestar emocional, en tanto que los centennials procuran gastos alusivos a la armonía con su entorno”, indica Moisés Márquez, Líder de Datos y Modelos de Rocket.la, plataforma que brinda asesoría financiera gratuita con el objetivo de impulsar la inclusión y movilidad financiera.

Aunque las nuevas generaciones buscan obtener ingresos a partir de elementos como la flexibilidad laboral, la desconexión y un balance entre la vida personal y profesional; en materia de gastos la estabilidad económica no es una prioridad y está por debajo de temas como la familia, contribuir a la sociedad o cuidar el medio ambiente.

“Tenemos estadísticas donde sólo el 1% de los jóvenes, ya sea millenials o centennials, ahorran lo equivalente a un salario mínimo, lo cual da cuenta de su baja cultura del ahorro, pero también esta cifra lanza un gran reto para la industria financiera respecto al diseño de productos y servicios que puedan apoyarlos con su gestión financiera y que incentiven el ahorro”, argumenta Moisés Márquez.

Millennials, ganan más, pero gastan más

Son personas nacidas entre los años 1980 y 1995, quienes enfrentan como principales retos las dificultades para ahorrar y una limitada educación financiera.

De acuerdo con datos de Rocket.la, la deuda mensual promedio de los millennials mexicanos (que incluye gastos y deudas) oscila en los $30,584 pesos. Sus gastos e ingresos van acorde a su estilo de vida, el cual está más centrado en el bienestar integral.

“Son grandes consumidores, y esto se debe a que representan más del 35% de la fuerza laboral mundial, pero en contraste con sus ingresos sus deudas son grandes. Lo que habla de que aunque tienen todo los medios para hacer una mejor gestión de sus finanzas, pocos lo ven como una prioridad ya que no cuentan con educación financiera sólida, enfocada en hacer crecer su dinero o gestionar sus ingresos”, explica Moisés Márquez.

Centennials, ganan menos, pero ahorran más

En contraparte, los centennials, quienes nacieron después del año 1996 se caracterizan por ser nativos digitales, es decir, desde pequeños han incorporado herramientas digitales en su vida cotidiana. En materia laboral algunos comienzan a sumarse a las filas del empleo, por ende, sus ingresos son menores, aunque manejan mejor sus finanzas.

“Encontramos que su gasto promedio mensual, contando gastos más deudas, es de $16,071pesos. Son una generación un poco más preocupada por sus finanzas, principalmente porque han aprendido de generaciones antecesoras a comparar opciones antes de tomar una decisión. En ese contexto, sus compras son más planificadas porque poseen más información. El costo de un producto es un factor determinante al realizar adquisiciones”, argumenta el Líder de Datos y Modelos deRocket.la.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.