mié. Dic 7th, 2022

El problema de la calidad del aire en la zona metropolitana de Monterrey no cede a pesar de las medidas que se han tomado para mejorar las condiciones y evitar afectaciones en la salud de los habitantes. En el primer informe del gobernador Samuel García se dieron cuenta de algunas acciones, entre ellas reforestación masiva, un plan de mejoramiento de calidad del aire, más puntos de verificación vehicular voluntaria, e incluso la creación de la Agencia de Calidad del Aire de Nuevo León.

Estas y otras medidas buscan corregir de raíz las causas que han deteriorado la calidad del aire. La clausura temporal o definitiva de compañías en las áreas industriales, no es la solución. Ahí está el caso de Apodaca, cuyo presidente municipal, César Garza, anunció el cierre de operaciones de tres empresas recientemente, y un mes después la mala calidad del aire sigue igual, y así lo acreditan los índices de monitoreo localizados en la zona. Está claro que como lo han señalado distintos especialistas, hay que buscar mejores opciones en conjunto.

En los seis años de la administración anterior de Jaime Rodríguez Calderón, la contaminación se agravó y al igual que en el año que lleva el gobierno de Samuel García, por lo menos el 70 por ciento de los 365 días están con altos índices contaminantes.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.