mié. Dic 7th, 2022

Por: Francisco J. Peña Medina

Monterrey. – Sin protocolos ni planes estratégicos, la idea de crear el Instituto Universitario Tecnológico de los
Trabajadores surgió espontánea, no fue en la comodidad de la oficina tampoco en el confort de una sofisticada Sala de Juntas. Ocurrió al interior de una camioneta en el estacionamiento del edificio de la FROC de Nuevo León.

La anécdota se remonta al año 2000 un frío mes de diciembre, cuando Agustín Serna Servín, líder moral y emblemático de la central obrera escuchó atento y un tanto complacido la romántica inquietud de su hijo, César Serna Escalera quien le planteó fundar una Universidad para la clase obrera preocupado por el futuro que experimentaría el mundo laboral en una proyección de medio siglo.

En aquel tiempo César tenía solo 26 años, era un joven ingenioso, preparado en la academia, quizás soñador; pero.con una visión clara de lo que en las próximas cinco décadas habrá de enfrentar el trabajador en el ámbito mundial, frente al vertiginoso avance tecnológico. A su corta edad, ya avizoraba una tendencia global hacia la desindicalizacion y la irrupción de “ejércitos” de Robots en los procesos de producción y prestación de servicios de baja especialización que desplazarían la mano de obra.

“Es una anécdota muy interesante, data del año 2000, este próximo diciembre van a ser 22 años que tuvimos un diálogo muy romántico mi papá y yo, en el sentido de una ilusión y un sueño que estamos seguros Dios puso en nuestro corazón”, comenta el propio César Serna Escalera, protagonista de aquel encuentro invernal donde se sembró la semilla que germinó siete años después, con el nacimiento un 10 de septiembre del 2007 del IUTT; la Universidad Social de los trabajadores, única en su genero a nivel nacional e internacional.

Entrevistado en el marco del 15 Aniversario de la institución educativa, el ahora Rector profundiza en los orígenes y gestación de esta corporación universitaria.

César Serna da un salto al pasado y evoca : “En el año 2000 yo platicaba con papá en el estacionamiento de la sede (de la FROC) le decía Serna fíjate que tengo una inquietud, no se que pienses con respecto a la organización en el futuro , yo veo una tendencia global hacia la desindicalizacion y eso está muy marcado casi 22 años después, lo hemos estado analizando y estudiando durante nuestros recorridos por diversas latitudes del planeta para ver como es la vida sindical en los continentes y aprendiendo las mejores prácticas”, enfatiza.


_. Explícame de qué estás hablando, recuerda le respondió intrigado Agustín Serna Servín.

“Mira posicionandonos en el tiempo en el 2050, le digo, va ver más máquinas en las líneas de producción y menos personas, menos seres humanos y en ese sentido los robots no tienen sindicato le dije, lo que necesitamos quien nos defienda son los trabajadores, los seres humanos. La alianza y la asociación de los intereses de los trabajadores es lo que permite negociar mejores condiciones de vida, mejores salarios y prestaciones sociales; conforme pase el tiempo los trabajadores van a ser desplazados de los trabajos de baja especialización y esos lugares van ser ocupados por computadoras y robots”.

_. ¿Que me propones?, acotó Agustín.

“Y le dije esta frase: ya no hagas obreros, crea ingenieros”.

_. ¿Cómo?, cuestionó de nuevo el líder.

“Haz una Universidad de los trabajadores. Te lo platico como una anécdota de amigos entre mi padre y yo, pero no sé de dónde vino la inspiración, yo no había estudiado el tema. No me había puesto a analizar que podíamos ir por una Universidad”, reconoce Serna Escalera.

Transcurrieron los años y el “diálogo del estacionamiento” fue tomando forma en la mente ejecutiva y visionaria de Agustín Serna Servín, luego como Secretario General de la FROC de Nuevo León, en el 2006, el líder croquista retomó el proyecto con César Serna Escalera entonces diputado local por el PRI en el sexenio del gobernador Natividad González Paras. El sueño de la creación de una nueva Universidad obrera estaba a punto de convertirse en realidad.

‘Yo estaba en el Congreso y me mandó llamar papá a su oficina y me presenta un despacho de pedagogía que le había recomendado la entonces Secretaria de Educación Yolanda Blanco Martinez, un staff de expertos muy capaces. Me dijo, te presento el despacho de pedagogía que nos va ayudar a la formación de los cuadernillos y los expedientes para lanzar nuestra Universidad, está bien papá le digo ¿Pero en un año?, dijo, en un año la Universidad estará abierta. Él ya estaba trabajando, yo no lo ví en ese momento pero a la distancia lo puedo ver como él trabajó en dejar su huella y su legado dentro de la organización”, señala emocionado Serna Escalera.

Finalmente, en medio de los escenarios del Foro Universal de las Culturas Monterrey 2007 nace el Instituto Universitario Tecnológico de los Trabajadores bajo dos lapidarias frases acuñadas por su fundador: “En el IUTT se hacen trajes a la medida” y la otra “En el IUTT no hay pretextos para no estudiar”.

Visionario, Agustín Serna Servín-afirma el directivo universitario- se adelantó a los tiempos y dotó al IUTT de carreras profesionales vanguardistas; con un esquema de pagos a bajo costo, becas al alcance de todos y alta calidad educativa, pero además, un plan de estudios flexible adaptable a las necesidades de quienes deseen superarse a través de la educación.

El IUTT se consolida y transforma para convertirse en la Universidad Social del futuro

El Alma Mater de los trabajadores nació con buena estrella y se abrió paso desafiante en momentos en que se creaba un closter integrado por universidades tradicionales de Nuevo León y del extranjero.

“En el 2007 Nati celebra este foro que venía de Barcelona y nace Monterrey Ciudad Internacional del Conocimiento y entonces la Uni de Nuevo León, el Tec de Monterrey, la UDEM, la UR y universidades extranjeras cómo la Universidad de Texas crean el closter de la Educación y del Conocimiento en la zona del aeropuerto que es el Parque Industrial de Innovación y Transferencia Tecnológica el PIIT y en ese marco nace el IUTT”.

“Recuerdo que se inaugura la Universidad con carreras muy de avanzada para su época , lanzó Biotecnología en Alimentos, lanzó Mentefactura, Agroecología; Mecatrónica y Desarrollo de Capital Humano. Carreras de muchísima vanguardia para la época de la primera década del año 2000 y para ser una Universidad surgida de los trabajadores, eso impacto mucho”, enfatiza.

La entrevista con César Serna Escalera transcurre en un ambiente terso, armonioso en su cómoda y funcional oficina del quinto piso de la sede croquista; un edificio que está a punto de cumplir cuarenta años pero que al surgimiento del IUTT vivió una transformación extraordinaria.

Dos modernos elevadores de cubierta metálica y amplios espejos dan acceso a los cuatro pisos superiores que albergan las instalaciones del IUTT Campus Monterrey: de aulas equipadas con pizarrones inteligentes, laboratorios de idiomas y de ciencias, y la vanguardista Sala “Fintech Inovattion Hub” proyectada para crear y desarrollar empresas en una incubadora de negocios. Todo ahi es orden y limpieza.

Por la rectoría -recuerda César Serna- han pasado personajes de la talla del licenciado Edilberto Cervantes Galván ex Secretario de Educación durante el gobierno de Socrates Rizzo García; el Físico Matemático, Bernabé Rodríguez “un viejo sabio” especializado en ciencias exactas y el doctor Luis Carlos Longares Vidal egresado del Tecnologico de Monterrey con estudios de maestría y doctorado en Canadá y España, respectivamente.

Serna Escalera precisa que hace un año tomó las riendas del IUTT “luego de ver los toros desde la barrera” tras cursar una Maestría en Administración y Políticas Públicas en el ITESM y abundó que entre sus planes está seguir consolidando a la Universidad Social con nuevas carreras, algunas tradicionales y otras del futuro.

Durante la charla periodística estuvo presente Fernando Palacio de la Rosa Coordinador del Sistema de Becas quien muestra a César una camiseta negra con las siglas del IUTT impresas al frente, pieza conmemorativa del XV Aniversario del Instituto Universitario Tecnológico de los Trabajadores.

“Dejamos el nombre o el acronico IUTT que representa Instituto Universitario Tecnológico de los Trabajadores porque es una marca que quedará para siempre, es el proyecto que nació de la mente de Agustín Serna Servin y nosotros queremos honrar ese legado, ampliamos el espectro educativo al tema Universidad para hacer ese tema más universal y poder abarcar otras áreas de las ciencia en las que estamos pensando no solo en las ciencias exactas y en las humanidades sino también en ciencias de la salud que es un proyecto de largo plazo un poco ambicioso que traigo en mi corazón pero creo que lo vamos a lograr”, explica.

Menciona que además de Mecatrónica y Seguridad Industrial carreras que calificó cómo “caballos de batalla” del centro universitario. próximamente -anuncó- reforzarán el plan de estudio las licenciaturas en Ciencias de la Comunicación y Hotelería en Turismo con acentuación en gastronomía, al igual que tres ingenierías: en Navegación, en Energías Sustentables y en Aguas.

De lunes a viernes el IUTT ofrece estudios de bachillerato para jóvenes y en línea dirigido a la población adulta, mientras que los sábados se imparten Ciencias Jurídicas y Psicología.
“Somos una escuela líder y lo digo con modestia no con arrogancia en el área de la seguridad industrial. Los cuerpos de rescate de los municipios, los bomberos, las cruces verde y rojas, Protección Civil sus elementos estudian con nosotros tenemos generaciones de ingenieros surgidos de nuestra universidad que son operarios en PEMEX en la planta de Caderyta que vinieron como operarios de base en nivel inferior y después de estudiar con nosotros la ingeniería han ido escalando peldaños en su desarrollo laboral y ahora tienen puestos de mando dentro de PEMEX”.

“Entonces esa es la visión de futuro hacia la década de los 30 con lo que nosotros esperamos estar trabajando el mundo entero está cambiando,; nosotros estamos posesionandonos hoy viendo hacia el futuro; en el 2000 era un sueño tener una universidad y hablamos del 2050 como un horizonte de largo plazo y ya vamos a la mitad del camino y queremos que este sea un espacio para darle opciones a la gente que no tenga oportunidades en la escuela pública y sobre todo aquellos que no tengan los recursos para ir a escuelas privadas de excelencia como las que hay en Monterrey”, señala el Rector.

Hace más de tres lustros Agustín Serna Servin solía decir que en la construcción del IUTT se tuvieron que sacar toneladas de basura del viejo edificio de la FROC de Nuevo León “para ofrecer a las familias de los trabajadores toneladas de educación”, decía también en el 2007 que la institución “era un bebé que apenas gateaba “.

Ahora su hijo César Serna Escalera comenta orgulloso que esta Universidad Social “entró a la etapa de la adolescencia y ahora viene lo más difícil, la madurez y para eso nos estamos preparando” y le auguró un futuro brillante a la benemérita institución.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.