mar. Nov 29th, 2022

La situación económica del país, la competencia entre inmobiliarias y la demanda de los consumidores son factores que inciden en el precio de las viviendas. De acuerdo con datos de Tinsa, en la Zona Metropolitana de Ciudad de México la compra-venta de viviendas creció en los últimos 12 meses un 15.5%, con respecto al mismo periodo del año anterior.

El valor comercial estimado de un inmueble está muy ligado a sus características físicas, por ejemplo, el estado físico actual, tamaño, área de construcción, el número de habitaciones, baños y otros aditamentos del inmueble. Pero también a las proyecciones del mercado inmobiliario.

Es un sector que va recuperándose poco a poco tras el confinamiento por la pandemia por Covid-19, en donde muchos espacios (particularmente oficinas dejaron de ocuparse), pero el retorno de actividades físicas está mostrando una faceta más favorable para el sector.

Los retos que actualmente enfrenta el sector inmobiliario en la capital del país son considerables, sobre todo porque la economía de los hogares atraviesa por un periodo de inflación, así como el aumento de precios en productos y servicios básicos. No obstante, algunas zonas (como el sur de la ciudad) se posicionan como espacios altamente competitivos y con buenas proyecciones de crecimiento para los próximos meses.

De acuerdo con Tuhabi, el primer unicornio proptech de Latam, dedicado a la compra-venta de viviendas, la Ciudad de México ofrece una amplía variedad de precios en vivienda. Algunas estimaciones apuntan a que en las zonas con mayor plusvalía el metro cuadrado puede oscilar entre los 42 mil pesos por metro cuadrado y en zonas con menor densidad de población llegar hasta los 11 mil pesos por metro cuadrado.

Viviendas como patrimonio

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en la Ciudad de México existen en promedio 2.75 millones de viviendas; la entidad ocupa el segundo lugar a nivel nacional en número de inmuebles habitados, lo cual representa un alto potencial de crecimiento para el sector de compra y venta de viviendas usadas.

Prueba de esta recuperación son los más de 4,000 transacciones de compra-venta de vivienda usada que Tuhabi ha logrado concretar en el último año, lo cual representa un crecimiento ocho veces mayor que en cualquier otra ciudad de América Latina.

Por otra parte, el ecosistema inmobiliario en la CDMX se ha visto favorecido gracias a que la tecnología ha jugado un papel crucial en la compra-venta de propiedades, así los trámites y la búsqueda de viviendas se han agilizado.

En esta transformación, las plataformas iBuyer han sido clave para inyectar dinamismo al sector. Actualmente, existen ofertas de todo tipo en línea y aunque el primer acercamiento con el cliente es online, una gran parte del trámite se sigue haciendo presencial para que el cliente tenga una mayor certeza.

Los procesos digitales ahorran tiempo y permiten cerrar un trato en pocos días, procurando en todo momento que el consumidor tenga un proceso simple, rápido y seguro. El objetivo es claro: que un mayor número de familias puedan tomar la mejor decisión para hacerse de un patrimonio.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.