sáb. Dic 3rd, 2022

Por Salvador Hernández LANDEROS

Las amenazas del gobernador y de la FGR, ventiladas a través de El Norte, causaron que los ánimos se caldearan y se dividieran en el Congreso de NL.

En el recinto Legislativo, entre los diputados hay inconformidad y se habla de deslealtad, de “patadas bajo la mesa” y hasta de arreglos económicos.

La división entre diputados se da en medio del proceso de selección del nuevo Fiscal, la permanencia del Ejército en la calle y fondos municipales retenidos.

Previo a la visita de Augusto Adán López, se publicó que indagaban a “Chefo” Salgado e investigaban a Francisco Cienfuegos, ambos a través de la FGR.

Los diputados asumieron que fueron amenazas para suavizar su postura ante el cabildeo del secretario de Gobernación para lograr el apoyo al Ejército.

En las bancadas del PAN y del PRI hay legisladores ofendidos por la amenaza de Samuel García al sentenciar: “Pero de los digo por las buenas”.

No sólo los legisladores están ofendidos, también los miembros del Comité de Selección quienes exigirían al gobernador se retracte de esa amenaza.

La molestia por las amenazas del gobernador y del gobierno federal, se centraban en la elección del nuevo Fiscal y la estancia del ejército en las calles.

La molestia se acentuó al reunirse varios alcaldes del área metropolitana para reclamar al gobierno del estado, la retención de recursos financieros.

Aunado a la retención, el estado embargo las cuentas de los municipios de San Nicolás de los Garza y Cadereyta por pagos extemporáneos del ISR.

Y mientras diputados y alcaldes truenan contra Samuel, éste usa las redes sociales y anuncia que está listo para viajar el sábado a Egipto junto con su compadre.

chavalolanderos@yahoo.com.mx

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.