mié. Dic 7th, 2022

Juan Palacios Dávila

Aunque nadie conoce el futuro, existe una serie de indicadores que pueden dar alguna idea acerca de lo que este será. Según algunos analistas, destacadamente Yuval Noah Harari y Oded Galor, aseguran que el futuro puede estar marcado por una desigualdad mayor a la que existe actualmente.

Harari subraya la posibilidad de que esa desigualdad se configure en niveles de vida decrecientes para aquellos que no estén capacitados para enfrentar la creciente tecnologización del sector productivo y de servicios, en tanto que Galor subraya que la educación puede y debe ser uno de los factores importantes para que tal cosa no suceda.

En ese contexto, tenemos que la educación es un factor destacado en el futuro de la sociedad y de los individuos y que las instituciones educativas juegan hoy, y pueden jugar mañana, un papel importante en ese futuro, como lo hace Conalep, lo cual explicaré más adelante.

Cuando hablamos de educación y de futuro en realidad tocamos por lo menos dos cuestiones diferentes, primero la correspondiente al futuro de la propia educación, es decir, cómo será esta en la nueva realidad, mientras que la segunda cuestión hace referencia al papel que la educación jugará en la conformación de ese futuro.

Creo que ambos temas son importantes, pero por ahora voy a tocar solo lo referente a la segunda cuestión y dentro de ella, lo referente a la educación para el trabajo por lo que ella significa en la sociedad.

No creo que haya quien ponga en duda la importancia que la educación tendrá en la forma en que se presente el futuro de una sociedad como la nuestra que todavía no se puede considerar como una sociedad desarrollada, aún cuando se encuentre dentro de las primeras 20 economías del mundo.

Habrá sí, quién discuta la forma en que debe desarrollarse esta educación, quién considere un enfoque superior a otro, pero difícilmente se hablará de que la educación no juega papel relevante alguno en la conformación del futuro de nuestra sociedad.

En el caso específico de la formación para el trabajo, considero que estamos ante uno de los aspectos más importantes de la educación. No es un secreto que parte del atractivo de un país para atraer inversiones, con el consiguiente crecimiento que estas conllevan, consiste en contar con una masa crítica de personas con un nivel educativo importante, con capacitación para afrontar los retos que las nuevas industrias presentan a los trabajadores.

El problema para los sistemas educativos consiste en que la realidad del sector productivo cambia a una velocidad como no se había visto en el ámbito tecnológico y para cuando termina el ciclo formativo de los alumnos, los conocimientos adquiridos, salvo los más básicos, están total o parcialmente obsoletos.

Esta situación genera una presión importante a las instituciones educativas del sector público que forman para el trabajo, como es el caso de Conalep, por ello es por lo que estas instituciones se ven obligadas a generar estrategias para evitar la obsolescencia, tanto de sus planes de estudio como de sus egresados.

Por ello llama la atención la perspicaz visión de futuro del actual Director General de Conalep, Dr. Enrique Ku Herrera, quien gracias a negociaciones realizadas con distintas empresas ha logrado hacer de esta institución educativa, Conalep, la que más certificaciones entrega en toda Latinoamérica.

En este punto hay que resaltar cuál es la importancia de las certificaciones, ya que estas son un plus que se ofrece a los alumnos y que ha permitido que cada vez más egresados de Conalep obtengan un puesto de trabajo, generalmente bien remunerado, a grado tal que es una de las instituciones educativas del país cuyo porcentaje de inserción laboral está por encima de importantes instituciones públicas y privadas.

Gracias a convenios de colaboración con empresas como Certiport Pearson VUE, Microsoft y ETC Iberoamérica, los alumnos de Conalep pueden acceder a certificaciones en saberes digitales que les son de utilidad inmediata en sus trabajos, motivo por el cual acaba de recibir el Dr. Ku un reconocimiento de Certiport al ser la institución latinoamericana que más certificaciones otorga.

Pero no para ahí la visión del Dr. Ku, ya que también ha instaurado convenios con empresas como Siemens, Nestlé, Amazon y Kia, entre otras, a través de los cuales los alumnos se capacitan en las tecnologías utilizadas y creadas por estas empresas, con lo cual la dicotomía que generalmente se establece entre teoría y práctica en los sistemas educativos, aquí tiende a cero.

Conalep está siendo parte importante de la creación del futuro de nuestro país, un futuro que se antoja lleno de retos para salvar los cuales es necesario contar con una educación de alta calidad como la que hoy se ofrece en esta institución.

Este es un camino que las instituciones de educación superior, las universidades, deberían explorar y adoptar, ya que su oferta educativa, al requerir varios años, generalmente se enfrenta a la obsolescencia. Muchos egresados universitarios se encuentran con que los saberes adquiridos han quedado en el pasado, enfrentándose a una realidad para la que no se encuentran preparados. Es un cambio de paradigma, difícil, quizá, pero necesario.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.