mar. Feb 7th, 2023

Monterrey. – La Diputada federal Marcela Guerra Castillo no tiene duda y rafirma ” la paridad llegó para quedarse”.

Pero tampoco duda que las mujeres han enriquecido y otorgado valor al debate, no sólo en la política, sino en la vida nacional de México.

Para la legisladora regiomontana que inició en la política en las filas juveniles del Partido Revolucionario Institucional, la familia sigue siendo el núcleo central, y refiere de la necesidad de reafirmar, fortalecer ” una familia sustentable”, padres que cuiden de sus hijos, de su educación, que el hombre apoye a su mujer, que compartan con amor responsabilidades.

La también Vicepresidenta de la Cámara de Diputados, habló así en el programa ” La Dama de la Política “, programa que en redes sociales conduce con éxito Marla Azucena Treviño Cantú.

Aquí, sostiene que se ha pasado de la cuota de género a la paridad constitucional, aunque lamenta que en la reforma de Nuevo León no se haya dado el pasó.

Consciente de que todavía hay resistencia en los hombres que no quieren ceder espacios, Guerra Castillo sentencia que la paridad es una realidad que llegó para quedarse.

Comenta sobre la participación de las mujeres en el Senado, en la Cámara de Diputados, donde, explica, se dan debates verdaderos en los cuales ellas asumen posturas valiosas, con el dominio del lenguaje y la oratoria, aunque, también acepta, en algunas ocasiones no es lo más positivo, pero son características, estilos de cada una.

Resalta el debate de la mujer en temas sensibles como el de la familia, el de las minorías, entre otros muchos.

Preparada, culta – aprecia y estudia el arte- ésta egresada del Tecnológico de Monterrey, que nace en el seno de una familia típica de Nuevo León, – trabajadora, creativa, esforzada- habla del trabajo de las Cámaras, también de lo que se ha hecho en la agenda 2030, los temas verdes, sustentables, el medio ambiente, la economía.

Siempre actualizada, la diputada Guerra Castillo otorga el importante valor de las redes sociales, pero rechaza que también se utilicen para el discurso del odio, de la frustración y de la división.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.