mié. Dic 7th, 2022


Por Rogelio Romero
Estados Unidos.- Después de 7 años de batalla legal los fiscales del Departamento de Justicia de Estados Unidos, lograron que un tribunal británico rechazara la apelación del ex vicepresidente de la FIFA, Jack Warner, quien buscaba no ser extraditado a Norteamérica, donde se le acusa de presuntos sobornos, lavado de dinero y corrupción administrativa.
Warner fue uno de los funcionarios claves que lograron el apoyo que Qatar requería para que se le otorgara a esta nación musulmana la organización del Mundial de Fútbol 2022.
Pero uno de los altos mandos de la FiFA en el periodo del trinitario al frente del organismo deportivo, estuvo lleno de irregularidades y posible involucramiento en sobornos así como actos de corrupción.
En el 2015 el FBI junto a autoridades policiales internacionales llevaron a cabo la captura de varios funcionarios de la FIFA en Zurich (Suiza), todos acusados por corrupción administrativa.
Dos de los hijos de Warner, Darryll y Daryan, se declararon culpables de los mismos cargos, según consta en el expediente del Departamento de Justicia.
Mientras que las acusaciones que enfrenta Warner fueron presentadas por el gobierno de EU en septiembre del 2015, y se emitió una orden de captura así como extradición en su contra.
Mientras por el lado deportivo en junio del 2015, el Comité de Ética de la FIFA expulsó a Warner de toda actividad relacionada con el fútbol profesional a nivel mundial.
La decisión del Tribunal británico abre la puerta para que el ex directivo de 79 años de edad, sea por fin extraditado a EU.

Por Admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.